sábado. 22.06.2024

Blanca Paloma afirma que llega a Eurovisión con "una candidatura peculiar", que genera "un choque cultural y comercial" respecto a lo que se espera del festival y la defiende con una invitación a los 'haters': "Que se abran". "Les diría que estén abiertos a algo diferente, incluso lo que te puede generar rechazo, que lo revisen. Si hay algo que te aleja, es porque hay algo que no conoces o que tienes que conocer", ha señalado.

En una entrevista concedida a Europa Press, Blanca Paloma plantea al público "que se dé la oportunidad de abrazar algo diferente". "Esta candidatura puede ser una referencia para artistas diferentes que sientan la posibilidad de sentirse representados, y al final, creo que este tipo de candidaturas son de las que más pueden inspirar".

Pese a que han sido "muchos meses de cantar la misma canción", Blanca Paloma señala que "Eaea" es una canción "que sigue viva". "Cada vez que la interpreto, me emociona. Nunca ha sido una canción que me haya cansado, ya que junto a (el productor) José Pablo Polo la hemos mantenido viva".

En este sentido, su actuación de este sábado le "apetece muchísimo". "Cada día que no me subo al escenario lo echo de menos, es donde más disfruto y donde me olvido de todo el ruido alrededor del festival, donde conecto con la canción". "Serenidad" es la palabra que utiliza para definir su estado. "Qué suerte poder llegar con ella, no sabría explicar de dónde viene, pero me puedo imaginar", ha comentado, en referencia a su abuela Carmen.

La representante española en el festival de 2023 está a las puertas de la final de Liverpool, algo para lo que lleva preparándose "desde hace un año, aunque no sabía que iba a llegar". "Siento que ha sacado lo mejor de mí, incluso el lado de la supervivencia, la superheroína que todos tenemos dentro".

Y es que "para todo este trajín, hace falta coraje y toda la ilusión". Sin embargo, sí que admite que "dentro de todo, es más amigable de lo que pensaba". "Es mastodóntico, pero toda producción por grande que sea la hacen personas. Es un gran reloj que se mueve por pequeñas piezas y todas están tan bien engrasadas que hacen que todo fluyan", ha agregado.

"Es una exposición inmensa", que "igual no vuelves a tener en el resto de tu vida", pero que también ha supuesto una "renuncia". Se acuerda del consejo que le dio Antonio Banderas en una alfombra roja: "Me dijo: 'ámalo'". "Todo el mundo me dice que lo disfrute, y estoy disfrutando muchísimo, pero hay que amarlo en las buenas y en las malas", ha señalado.

DETRÁS DE "LAS LUCES"

Precisamente parte de este "trajín" han sido las presentaciones y los eventos. "La gente que solo me ve en los alfombras de los eventos, quizá han visto una parte de mí que son las luces. De pronto la gente dice: 'Ah, pues Blanca ha abrazado la fama', y realmente, la fama es más trabajo todavía, no supone ningún privilegio; al contrario, es un mayor trabajo para seguir estando y manteniendo el nivel de trabajo que la gente espera de esta candidatura".

La contrapartida son las horas: "lo que pasa en esta gran maquinaria es que no para". "Cuando no se detiene, es difícil encontrar ratitos de reconexión con uno mismo", ha admitido. Sin embargo, este festival le ha traído precisamente un momento de reconexión: la oportunidad de "resucitar" a su abuela. "Le hice un altarcito en casa y hablo con ella todos los días", ha comentado.

"Me ha dado la oportunidad de reconectar con ella y con su herencia de flamenco, y con este vínculo que tenía con ella de la sobremesa familiar y de poder mostrar al mundo algo tan íntimo pero a la vez tan universal", ha agregado, refiriéndose a "esos momentos que muestran sin miedo la vulnerabilidad en la canción".

A su abuela le dedica un último guiño en la actuación de Liverpool. Tras acabar de cantar, Blanca Paloma lanza un beso al cielo: "Yo creo que el homenaje no podría ser otro, va para ella", ha agregado.

DISCO

Tras Eurovisión, Blanca Paloma comenzará a grabar su primer disco. "Me da miedo que se me escape (el festival), porque pasa tan rápido. Quiero sentir que he aprovechado este aprendizaje, y este reto de cada día, pero lo más interesante será que cuando termine Eurovisión, empiezo a grabar. Creo que eso me va a mantener con las alas bien abiertas para seguir volando", ha señalado.

"Ojalá poder hacer una gira por el mundo con el disco", ha expresado. "De Eurovisión espero que sirve como una ventana abierta a todo el mundo y que todos los 'pichones' del mundo me conozcan", ha manifestado.

Blanca Paloma invita a los 'haters' a abrazar 'Eaea': "Si algo te aleja, es porque hay...