miércoles. 29.05.2024

Visitaron el Zoo de Madrid como una forma de disfrutar del ocio en plena naturaleza a lo largo de un recorrido de 22 hectáreas, que realizaron en tren con paradas especiales para conocer a la familia de osos panda y observar de cerca aves exóticas como guacamayos, papagayos y tucanes. La visita finalizó con la asistencia a la actividad educativa de delfines y una comida en una de las terrazas del zoo.

Pilar, una de las residentes de 90 años, comenta que ha disfrutado de la naturaleza y los animales, y recuerda como vio a uno de los elefantes cuando era muy pequeño. Faustino, otro de los mayores, dice que es la primera vez que ha venido al zoo y le gustan mucho los animales y el entorno que les rodea.

Las profesionales del centro que han acompañado a los mayores manifestaron que ha sido una jornada lúdica de alto valor y muy motivadora para los residentes por la posibilidad de estar juntos en plena naturaleza y disfrutar observando a los animales en sus diferentes hábitats. Ruth López, terapeuta ocupacional, destaca: “Los mayores viven esta visita al zoo de una forma muy intensa, es un cambio de rutina, en un espacio abierto con animales y en plena naturaleza”. Noelia Ruiz, fisioterapeuta, hace hincapié en que esta salida supone para los mayores un cambio de aires y les estimula a nivel cognitivo.

Por su parte Mª José Luis, del departamento de Comunicación de Zoo Aquarium de Madrid, manifestó que “repetir visita con Casaverde, tras la anterior, en que se liberalizaron las salidas grupales de residentes al exterior, es emocionante porque creemos que los mayores son un colectivo que hay que cuidar, con un ocio adaptado a sus necesidades, en un recorrido a su medida, con más de 1.300 animales en el recinto”.

El Centro de mayores Casaverde visita el Zoo de Madrid