martes. 16.04.2024

El piloto español Fernando Alonso (Aston Martin) se ha subido al podio en este domingo en la carrera del Gran Premio de Baréin, primera cita del Mundial de Fórmula 1 2023, después de terminar tercero en una cita en la que los Red Bull han confirmado su dominio, con el neerlandés Max Verstappen como primer vencedor del año y el mexicano Sergio Pérez como segundo, mientras que Carlos Sainz (Ferrari) ha terminado cuarto.

En su primera carrera con Aston Martin, el asturiano ha cumplido con creces las expectativas y ha confirmado que este año sí tiene un coche para poder luchar en el campeonato. Así, conquista su primer podio desde el Gran Premio de Catar de 2021, el número 99 de su carrera deportiva.

El vigente campeón del mundo, Verstappen, se llevó una nueva victoria en medio del aplastante dominio de los coches de la marca energética, con 'Checo' Pérez terminando en segunda posición. Mientras, Sainz, que cedió su posición de podio ante el asturiano a diez vueltas para el final, finalizó cuarto, mientras que su compañero de equipo, el monegasco Charles Leclerc, no pudo concluir la carrera por una avería en su monoplaza.

Con el ocaso cayendo sobre el circuito de Sakhir, los semáforos se apagaron y Verstappen consiguió defender su 'pole' del sábado. Mientras, Leclerc le ganaba la partida a 'Checo' Pérez para situarse segundo, con Sainz manteniendo la cuarta posición.

Alonso, por su parte, aguantó en las dos primeras curvas -donde recibió un golpe en la parte trasera de su compañero de equipo Lance Stroll- el empuje de los dos Mercedes, que le superaron poco después para hacerle descender hasta el séptimo lugar.

Solo dos vueltas necesitó 'Mad Max' para aventajar en dos segundos al monegasco, en cuatro y medio en la vuelta 8, mientras las posiciones se estabilizaban y Leclerc mantenía a raya a Pérez a golpe de DRS. La degradación del neumático blanco, además, comenzaba a hacerse evidente.

Fue a partir del giro 12 cuando comenzó a moverse el avispero y empezaron a sucederse las paradas. Red Bull, tras la rapidísima parada de rigor, optó con poner otro juego de neumáticos blandos para intentar terminar la carrera con el compuesto duro.

En pista, Alonso conseguía superar a George Russell y se situaba quinto con la parada del otro coche de las 'flechas plateadas', el de Lewis Hamilton, y en boxes se retiraba el primero de los coches, el del australiano Oscar Piastri (McLaren), por un problema mecánico.

"Estamos contentos con la gestión que estás haciendo de los neumáticos", comunicaban al asturiano desde el garaje de Aston Martin. En cambio, Ferrari y Mercedes empezaron a pagar la degradación. En la vuelta 28, Leclerc sucumbió ante el ataque de 'Checo' Pérez, y solo un giro después era Hamilton el que entraba en boxes para protegerse del 'undercut' de Alonso. Sin embargo, tras varias buenas defensas de posición, el heptacampeón sucumbió al ataque del bicampeón en la vuelta 38.

Solo un poco después, en el giro 41, todo saltó por los aires cuando el coche de Charles Leclerc se quedó parado en medio de la pista por falta de potencia, provocando la aparición del virtual safety car. Sainz ascendía momentáneamente a posiciones de podio, pero Alonso tenía ya el cuchillo entre los dientes.

La degradación volvió a jugársela a la 'Scuderia', y el asturiano no desaprovechó la oportunidad, que llegó a solo diez giros para el final. Tras una batalla de varias vueltas, Alonso se posicionó tercero, y Sainz quedaba a merced de un hambriento Hamilton, que finalmente no consiguió adelantarle.

Verstappen, sin oposición, vio la bandera a cuadros para convertirse en el primer líder del Mundial, donde aspira a defender su cetro.Pérez y Alonso completaron el podio, con Sainz y Hamilton en el 'Top 5'.

Fernando Alonso regresa al podio en la tiranía de los Red Bull en Baréin