martes. 31.01.2023

Rafa Nadal comienza el año con derrota ante el australiano De Miñaur

El australiano remontó un agónico tercer set, que deja a Nadal fuera de la United Cup

 Rafa Nadal secándose el sudor ante De Miñaur
Rafa Nadal secándose el sudor ante De Miñaur

Rafael Nadal empieza el 2023 de la misma manera que finalizó 2022, con una derrota en la United Cup. El balear perdió ante Alex De Miñeur por 3-6, 6-1 y 7-5, en 2 horas y 42 minutos. Un traspiés inédito en la carrera del tenista español que nunca había perdido en partido oficial ante el australiano.

Nadal había empezado, solo en dos ocasiones, la temporada con derrota: Chennai 2004 con Thierry Ascione y Doha 2015 ante Michael Berrer. De Miñaur ha sido la tercera ocasión de este dato, poniendo un nuevo traspiés en la competición del español, que ya acabó 2022 cayendo derrotado ante Cameron Norrie.

Una derrota muy inesperada, donde Nadal partía como completo favorito ante el australiano residente en Alicante que, de sus 38 duelos cara a cara contra tenistas del 'top10', solo había ganado 8, solo ganando torneos de categoría 250. 

Nadal comenzó con un sólido primer set, venciendo por 3-6, siendo capaz de adaptarse a los rápidos saques del australiano que, a pesar de perder el primer asalto, dio buen nivel de tenis, manteniendo su buena forma desde la pasada Copa Davis, donde disputó la final con su selección. 

El segundo set fue un punto claro de inflexión, donde a Nadal no le salía nada y notó un claro bajón físico, que le hizo tener un muy mal resultado ante el buen juego del australiano. De Miñaur pisó el acelerador y despachó rápido el segundo set con un imponente e importante 6-1, dejando todo para el tercer y último set del encuentro.

Rafa atajó la sangría y empezó liderando el tanteo en la manga de desempate. Tuvo cuatro pelotas de 2-0 y no las pudo convertir. Se le escapan golpes por milímetros. Se lamentaba de su falta de confianza tras entregar por quinta vez el saque. El resultado era 3-2 abajo. Entonces apareció la mejor versión de Nadal como súper clase que es, con dos dejadas y una derecha ganadora imposible de contrarrestar.

Sin embargo, acabó cediendo ante un rival al que había ganado en los tres precedentes entre ambos. El vencedor se anotó los últimos 10 puntos del partido.

Comentarios