miércoles. 29.05.2024

El tenista español Rafa Nadal confirmó este jueves que se va a tomar un "punto y aparte" en su carrera deportiva por lo que no acudirá tampoco a Roland Garros, segundo 'Grand Slam' de la temporada y donde tenía que defender título, y que su intención es que el 2024 sea su "último año".

"La lesión que me hice en Australia no ha evolucionado como nos hubiera gustado. Hemos estado trabajando estos meses sin parar y con la vista puesta hacia los siguientes objetivos, y el más importante a día de hoy se hace imposible y no voy a poder estar después de muchos años sin faltar en Roland Garros", señaló Nadal en rueda de prensa desde su academia en Manacor.

 El balear, que no juega desde su lesión en la segunda ronda del Abierto de Australia, recalcó lo "difícil" que le ha resultado tomar esta decisión, sobre todo porque la ha tomado su "cuerpo", y que no tiene "la intención de jugar los siguientes meses" para poner "un punto y aparte" a su carrera para "intentar regenerar" su cuerpo.

"La realidad es que en los últimos años, aunque los resultados cuando he jugado han sido de primer nivel, mi día a día era de un nivel bajo y a nivel personal y de trabajo diario, que a uno le da la felicidad, estos últimos años tras la pandemia han sido realmente difíciles y me ha costado tener continuidad sobre todo por culpa del físico y eso al final se traslada al terreno personal, pero lo enmascaran las victorias", añadió.

Nadal sigue sin estar "preparado para competir" y no se quiso poner "una fecha de regreso". "Cuando me sienta preparado físicamente volverá a empezar y podría ser un objetivo intentar llegar a final de año y poder jugar la Davis si el capitán lo considerara adecuado", apuntó.

"Para mí es importante encarar el 2024 con garantías para lo que lo que intuyo que será mi último año. Tengo que parar para intentar encarar probablemente el último año de mi carrera deportiva con garantías de poder disfrutarlo y poder jugar los torneos que me apetezcan y los que me han marcado deportivamente", detalló el ganador de 22 'Grand Slams'.

"NO ME MEREZCO TERMINAR ASÍ"

En este sentido, el exnúmero uno del mundo no se atreve decir si estará el año que viene en Roland Garros o en los Juegos de París, que se disputarán en las mismas instalaciones. "Es difícil para mí predecir lo que va a pasar y cómo va a estar mi cuerpo. Es mejor mantener las opciones abiertas y ver cual es el mejor calendario posible, pero está claro que los Juegos es una de las competiciones en las que me gustaría estar", admitió.

Además, Nadal dejó claro que quiere cerrar su carrera jugando. "No me merezco terminar así, me he esforzado lo suficiente para que mi final no sea en una rueda de prensa",aseveró, aunque también aclaró que se le hace "complicado" verse jugando más allá de 2024. "No soy una persona ilusa, la deriva que lleva mi cuerpo hace que haya un cambio de tendencia por arte de magia. He dicho que es mi intención, lo que pase en el futuro no lo puedo predecir, todo es posible, pero también siento que es improbable", zanjó.

Volviendo a su lesión, advirtió que quiere "saber por qué" no se está recuperando "antes de desconectar por completo" porque va a dejar de entrenar. "No estoy para seguir entrenando. Han sido meses de mucha frustración y soy positivo, pero hay que ponerle freno y si no paro no creo que llegue el año que viene. A todos nos vendrá bien la desconexión, quiero parar y ver si mi cuerpo por sí solo se regenera quitando carga", explicó.

De todos modos, el mallorquín está "mejor ahora que hace una semanas". "No montaría una rueda de prensa para decir que no voy a Roland Garros. Estoy triste, me he perdido una temporada importante y a nivel tenístico me sentía aún preparado para luchar por cosas que he venido luchando estos años y a nivel físico no es así. Hay que aceptar las cosas, hay que mirar hacia delante, hay otras cosas que me ayudan a disfrutar de la vida y agradecer las cosas que me han pasado", comentó.

"Hay un momento dado que el cuerpo saca la bandera y aunque mi cabeza no haya querido, mi cuerpo lo ha dicho, veremos hasta cuando me lo dice", prosiguió el español, que ve "difícil volver a ser competitivo" para luchar por un 'grande' más. "Soy consciente de la dificultad, pero no soy una persona negativa. Quiero intentar darme la oportunidad de volver a competir y por hacerlo al más alto nivel", reiteró.

"QUIERO QUE LA ÚLTIMA TRACA FINAL VALGA LA PENA"

Nadal tiene claro que cuando tenga que poner el punto final sea con "la satisfacción personal" de haber hecho "todo" para terminar como desea. "No quiero dejarme ir antes de hora, siempre vale la pena hacer un esfuerzo más", manifestó. "Quiero que la última traca final valga la pena y sea un último año especial, y si mi cuerpo me responde, tengo fe de que puedo hacer algo que valga la pena el esfuerzo", puntualizó.

El 14 veces ganador en Roland Garros tampoco está preocupado por su futuro cuando acabe su carrera deportiva. "Se acabará una etapa de la que hemos sido muy felices y empezará otra, diferente, pero no menos feliz, hay que aceptar las cosas con total naturalidad. Tengo planes para los próximos meses, cosas que no he hecho los últimos 20 años", avisó.

"Uno tiene que hacer las cosas como lo sienta, no pretendo ser ejemplar, creo hacer las cosas correctas desde mi punto de vista y mi ética, que no es igual para uno que otro", opinó el de Manacor, que no duda de que se debe "entrenar" la salud mental. "Si nos frustramos a las primeras de cambio creo que somos más infelices", sentenció.

Rafa Nadal pone "punto y aparte" a su carrera y ve 2024 como su "último año"