miércoles. 28.02.2024

Conocen la comida favorita de su pareja. El nombre de su bisabuela, su color favorito, el apodo de su primera mascota. Saben que de pequeños pasaban el verano en Alicante o incluso conocen la historia del tío que se ganó la lotería. Pero jamás han hablado de dinero. Cuando se trata de finanzas, muchas parejas prefieren hacer la vista gorda.

“Hablar de dinero, en general, es un tabú, pero hacerlo es fundamental en nuestra vida. Y eso incluye a la pareja. Conocer el estado financiero de ambos no solo les permite alcanzar sus objetivos, también reduce las fricciones o peleas entre la pareja”, reconoce Olivia Feldman, economista y especialista financiera del comparador HelpMyCash.com.

Y los datos la respaldan. Según el informe ¿Por qué se divorcian las parejas españolas?, presentado por la Asociación Española de Abogados de Familia en 2022, las finanzas son el cuarto motivo de divorcio en España, solo por detrás de la infidelidad, el desgaste de la relación o el “desenamoramiento”.

Feldman, además, añade que si de por sí puede resultar complicado y estresante poner en orden las finanzas personales, gestionarlo en pareja puede ser aún más delicado. “A veces resulta difícil porque se tienen diferentes costumbres, hábitos de consumo, formas de gastar o maneras de afrontar ciertos aspectos de la vida, pero hablar de dinero permite construir los cimientos de la relación sana y también conseguir un nivel de intimidad sólido y seguro”, sostiene.

¿Pero por dónde se empieza? ¿Cómo sentirse cómodo conversando sobre dinero con la pareja cuando la primera reacción por defecto es apartar la mirada? ¿Cómo hacerlo si se ha enseñado que “es de mala educación” siquiera mencionarlo? Una de las herramientas más eficaces y sencillas es la llamada ‘Cita Financiera’.

¿Qué son las ‘Citas Financieras’?

Las ‘Citas Financieras’ son momentos en los que una pareja se dedica un tiempo para conversar acerca de su situación económica. Es una cita planificada con antelación, pero también un espacio seguro donde se pueden abordar temas delicados relacionados con las finanzas de manera tranquila. “Se trata de intercambiar opiniones, pero sin juzgar al otro. El objetivo es llegar a alinearse. En muchos casos, supone la deconstrucción de todo lo que se aprendió en casa y la construcción de una nueva forma de relacionarse con el dinero”, sugiere la cofundadora de HelpMyCash.

Para la experta, lo ideal para parejas que viven juntas, es reunirse una vez al mes y hablar sobre el presupuesto, los ahorros, las metas y las inversiones. Puede ser una cena íntima o una merienda en el sofá. No importa el lugar, pero sí es crucial tener tiempo disponible lejos de las preocupaciones diarias.

Hablar de dinero puede que no sea romántico, pero podría ser el pilar de la pareja. 

Es mejor abordarlo antes de que surjan conflictos. Una de las primeras conversaciones debería ser la gestión del presupuesto. “Suele ser uno de los temas más delicados, dado que implica una serie de consideraciones complejas: las perspectivas individuales sobre el dinero, los ingresos de cada uno, así como las metas y prioridades de gasto de cada uno. Es fundamental abordar estas cuestiones con sinceridad, porque al final no hay una receta universal, para algunos puede ser dividir a mitades, para otros hacerlo de forma proporcional al ingreso”, explica Feldman.

En ocasiones, este proceso requiere un acto de confianza, es muy probable que salgan a la luz aspectos que no se perciban como justos o que causen molestia, pero evadir no es la solución. “Por eso es importante que se tenga una conversación segura, sin miedo a ser juzgado. En las primeras citas no hay necesidad de resolver todo o tener un plan”, sostiene la experta.

¿Cuáles son algunos puntos clave para iniciar la conversación?

Es fundamental comenzar con la imagen general. Identificar las metas y lo que es importante para cada uno. Algunas preguntas que pueden guiar las primeras conversaciones son: ¿Cuáles son nuestras prioridades? ¿Qué es importante para ti sobre el dinero?

También es beneficioso hablar sobre el lado emocional. Esto permite entender cómo se piensa acerca del dinero, por qué se tienen ciertos prejuicios y cuáles son las experiencias al respecto. Se puede comenzar con preguntas como: ¿Cómo ha sido tu relación con el dinero? O simplemente compartir una historia de la infancia, como podría ser: “de pequeño quería un abrigo de invierno, pero mis padres no pudieron comprarlo porque no teníamos dinero para eso. Así que, por eso, me gusta ahorrar mucho, vivo con miedo de que algún día no tenga dinero”. Cuando se abordan las emociones relacionadas con el dinero se produce una conexión con el otro. “Escucha, entiende e intenta que estas conversaciones los acerquen el uno al otro”, aconseja la experta de HelpMyCash.

 

 

Proyecciones a futuro

Hablar de los proyectos en conjunto es la parte más agradable de las finanzas. Esto les permitirá hacer un plan para comprar una casa, hacer un viaje por el mundo, abrir un negocio, o bien retirarse jóvenes. “Hay que encontrar un punto medio que se acerque a las necesidades de ambos miembros. No se trata de cambiar a las personas, sino de que los extremos se acerquen. Esto implica negociar y hacer concesiones”, añade.

Huye de la infidelidad financiera

Las ‘Citas Financieras’ deben ser siempre honestas, sin secretos o mentiras. Ocultar deudas, o gastar en secreto dinero de la pareja es perjudicial. “Se trata de establecer un espacio seguro y poder crear un vínculo de confianza. La transparencia es muy importante, sobre todo cuando se trata de las finanzas en conjunto. A veces puede ocurrir que una inversión tenga pérdidas, por ejemplo, cuéntalo, conversen sobre lo que sucedió y qué pueden sacar de esa experiencia, pero nunca lo escondan”, puntualiza la experta.