domingo. 19.05.2024

UGT Córdoba alertó hoy de la necesidad de seguir insistiendo en medidas de prevención en las empresas de Córdoba, a pesar de que los últimos datos publicados por la Junta de Andalucía sobre siniestralidad laboral reflejan una bajada en los primeros meses de este año desde los 2494 a los 2233 casos denunciados, o el descenso de los fallecimientos por esta causa hayan bajado de los seis del pasado año a los 3 en los primeros meses de 2024. Sin embargo, destacan desde el sindicato, aquellos accidentes calificados como grabes habrían aumentado de los 20 a los 20 en el mismo periodo del presente año.

El secretario de Seguridad Laboral de UGT Córdoba, Jaime Sarmiento, señaló que, “a la espera de los datos oficiales del Ministerio de Trabajo, que nos permita compararlos con los ofrecidos desde Andalucía, seguimos considerando muy alta y grave la siniestralidad en Córdoba, y por ello hacemos un llamamiento a la ciudadanía cordobesa, en especial a la  patronal como primeros responsables en velar por la seguridad  de las personas trabajadoras, según la Ley de Prevención de los Riesgos Laborales, así como a los trabajadores y trabajadoras de colaborar y cumplir con las medidas preventivas establecidas por que, además de ser una obligación, es un derecho para que se les garantice su salud e integridad física y psíquica en los puestos de trabajo”.

El secretario ugetista alertó de que, analizando los datos oficiales publicados por la Junta, aparece un tercer fallecido que, hasta el día de ayer, no estaba computado. Según señaló Sarmiento, “escrutando los datos reseñados, estos nos indican que, seguramente, se tratara de un accidente laboral no traumático y, por lo tanto, con toda probabilidad, cardiovascular”. El responsable de Salud Laboral de UGT Córdoba recordó, en este punto, que de los 17 fallecidos el pasado año por accidente de trabajo en la provincial de Córdoba, 8 lo fueron por motivos cardiovasculares, lo que supuso prácticamente el 50 por ciento de los casos, y esto, subrayó, “en un año en el que se duplicaron los accidentes con este triste desenlace”.

Sarmiento defendió que, desde el sindicato, “se han propuesto acciones en Córdoba, algunas pioneras, que han fructificado y dado resultados positivos, pero a la vez, hemos participado de propuestas llevadas a cabo por otros agentes sociales, como CCOO, CECO o el Centro de Prevención de Riesgos Laborales, a la vez que hemos recibido el apoyo y propuestas de otras entidades, como AVAELA, HOAC o la AUGC, que no solo han contribuido a crear una cultura de la prevención,  sino que, además, han ayudado en la elaboración de manuales técnicos para evitar los riesgos laborales, incluso adelantándonos a medidas que años después han sido incluso aprobados por el Gobierno, como por ejemplo el Real Decreto 4/23 de Medidas Urgentes por las Elevadas Temperaturas, sobre el que ya publicamos un manual técnico en el 2006”. En este manual se incluyeron tablas con los riesgos por estrés térmico para trabajos en exteriores teniendo en cuenta las temperaturas, humedad ambiental, velocidad del aire y en su elaboración participaron técnicos del Centro de Prevención de los Riesgos Laborales, la Delegación Provincial de Sanidad, la CECO, la Patronal de la Construcción, CCOO y UGT.

Sarmiento recordó otras campañas y manuales elaborados por los agentes sociales, como manuales de caídas a diferente nivel, y destacó la última iniciativa, la campaña Nos Unimos en Prevención para evitar la siniestralidad laboral por accidentes cardiovasculares. El secretario ugetista señaló que “esta última campaña que se ha iniciado en nuestra provincia nació y fue desarrollada por los agentes sociales años atrás, con la incorporación de la Delegación Provincial de Empleo de la Junta de Andalucía, pero no contó con una gran aceptación entre las empresas cordobesas pese a que CECO también fue protagonista en la elaboración y difusión de este primer intento denominado Unidos en Prevención”.  Sin embargo, subrayó Sarmiento, “ahora, teniendo en cuenta los fallos de la primera campaña contamos con la colaboración y participación del Centro de Prevención de Riesgos Laborales y, con ello, de la Delegación Provincial de Empleo, poniendo a disposición sus medios de difusión y asesoramiento, y consiguiendo, además, facilitar el trámite para la consecución de subvenciones a las empresas que adquieran desfibriladores”.

Para el secretario ugetista esta campaña es de suma importancia ya que “no se trata ya de disponer en los centros de trabajo de un instrumento fundamental en el Socorro de personas que sufran un ataque cardiovascular, sino que se trata de una medida de prevención que, además incluye los cursos necesarios para el manejo adecuado de los desfibriladores y el manual de actuación ante estos casos, hablamos de salvar vidas y de hacerlo de forma que podamos erradicar la que en estos momentos es la principal causa de fallecimiento en accidente laboral en nuestra provincia”

La disposición de los desfibriladores en las empresas sería de forma individual o agrupada para aquellas empresas colindantes, lo que posibilitaría su aplicación tanto a las empresas en las que se implanten como aquellos casos que se den en sus inmediaciones hasta la llegada de los servicios sanitarios de emergencia. Por este motivo, indicó Sarmiento, “sería muy importante el conocimiento por parte de la ciudadanía de la ubicación de estos desfibriladores en dichas empresas y su localización para recurrir a ellas en el caso de que, por desgracia, fuese necesario, convirtiendo este instrumento en un recurso social de primer orden, marcando la diferencia entre la vida y la muerte de aquellas personas que sufren un paro cardíaco al restablecerse con su adecuado uso, en el momento preciso, el ritmo cardíaco normal a través de una descarga eléctrica”. Sarmiento insistió, por lo tanto, en lo importante que sería darle una señalización adecuada a la instalación de los mismos. 

 

El secretario de Salud Laboral de UGT Córdoba insistió en la necesidad de unión de todas las organizaciones en la lucha por unos recursos apropiados de prevención de riesgos laborales para evitar la siniestralidad en el trabajo, insistió en el compromiso del sindicato con esta causa y solicitó más medios para que la Inspección de Trabajo y para el Centro de Prevención de Riesgos Laborales, así como cambios legislativos que adapten la Ley de Prevención a situaciones actuales, como el estrés térmico provocado por el Cambio Climático, así como de las nuevas tecnologías y de los riesgos psicosociales, con evaluaciones permanentes, para evitar accidentes no traumáticos, incluidos los mentales. Los cardiovasculares y los ictus. Finalmente, Sarmiento instó, una vez más a “la creación de la figura de los Delegados territoriales de Prevención que nos permita reducir los accidentes que en Córdoba siguen siendo altos, porque el derecho al trabajo no conlleva poner en riesgo nuestra seguridad e integridad física en el ejercicio del mismo”.

UGT insiste en aumentar los recursos para evitar más accidentes laborales