miércoles. 29.05.2024

Luis Romero, el abogado de la familia del soldado Carlos León Rico, natural de El Viso del Alcor (Sevilla) y fallecido el pasado mes de diciembre junto con el cabo Miguel Ángel Jiménez Andújar en unas maniobras en la base de la Brigada Guzmán el Bueno X de Cerro Muriano, en Córdoba, ha avisado de que está sufriendo "intolerables presiones e intimidaciones" por parte de la Jurisdicción Militar, que indaga estas muertes.

En un comunicado, después de que recientemente compareciesen como investigados ante el Juzgado Togado Militar número 21 de Sevilla el capitán Zúñiga, el teniente Tato y el sargento Estupiñán; el abogado Luis Romero, que representa a la familia del difunto soldado Carlos León Rico, expone que la Jurisdicción Militar estaría actuando así "presionada a su vez por sus jefes y los abogados-militares de la defensa".

Según dice el abogado, ha recibido avisos sobre una posible "apertura de expediente disciplinario por revelación del sumario a la prensa" y sobre la posible imposición del secreto de sumario en las actuaciones. "Tras 33 años de ejercicio de la abogacía y más de 10.000 casos llevados en mi bufete, es la primera vez que un juzgado me advierte y me intimida por informar a la prensa", asevera el abogado.

Empero, tras las ruedas de prensa, comunicados e intervenciones públicas protagonizadas en torno a este caso, el letrado ha asegurado que seguirá "informando puntualmente a los medios de comunicación sobre este procedimiento, no solamente como abogado de la acusación, sino como portavoz de los padres del difunto soldado Carlos León".

El abogado de los padres del soldado muerto en Cerro Muriano avisa de "presiones"