martes. 16.04.2024

Estar con animales durante los exámenes reduce el estrés y bloqueo

Más de 200.000 estudiantes se presentan cada año a las pruebas de selectividad: Entre el 15% y el 25% presentan niveles muy elevados de estrés y ansiedad durante el curso académico, una situación que aumenta en época de exámenes. Se ha demostrado que, mediante actividades de relajación con perros y gatos y la interacción con el animal, los jóvenes llegan más relajados y tranquilos a la temporada de exámenes. La actividad lúdica con el perro y el gato es fundamental cuando el joven se siente
bloqueado durante el estudio

 Animales y exámenes
Animales y exámenes

Cada año se presentan a la selectividad más de 200.000 jóvenes, de los cuales, más de la mitad padece altos índices de estrés y ansiedad por los exámenes. Según varias investigaciones elaboradas por la Universidad CEU San Pablo, entre el 15% y el 25% de los universitarios españoles sufren este tipo de patologías durante el curso académico, algo que se multiplica en el periodo de exámenes. Esto supone un problema que afecta a su desarrollo cognitivo, conductual y fisiológico, y que tiene también un impacto negativo sobre su estado emocional, las relaciones interpersonales e incluso el rendimiento académico.

La reducción de los niveles de angustia y nerviosismo de los jóvenes durante esta época es uno de los muchos beneficios de convivir con un animal de compañía. El esfuerzo que requiere la preparación de las pruebas académicas hace que muchas veces los estudiantes se desconcentren e incluso sientan que se bloquean mentalmente y, ante esta situación, lo más aconsejable es que cambien su rutina para desconectar. Y pasar tiempo con su perro o gato es una de las mejores opciones para lograrlo. De hecho, se ha demostrado que la interacción con los animales influye positivamente en su estado emocional. “Los perros y gatos ayudan a superar momentos difíciles como la época de exámenes, donde los niveles de estrés, ansiedad e incluso frustración aumentan entre los estudiantes. El hecho de que el joven pueda realizar una actividad lúdica con su perro o gato contribuye a que desconecte del estudio, ya sea paseando, jugando o simplemente disfrutando de un rato a su lado, lo que hará que posteriormente esté más abierto a seguir trabajando y aumente de nuevo su capacidad de concentración”, explica Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity.

A diferencia de las intervenciones psicológicas y educativas que se centran en erradicar los síntomas o en desarrollar estrategias de autocontrol, se ha demostrado que la interacción y el contacto con el animal modifica las respuestas endocrinas que se generan en situaciones de estrés. También hay otro tipo de actividades que se pueden realizar con los perros y los gatos que ayudan a los jóvenes a llegar a la temporada de exámenes más relajados y tranquilos, como los ejercicios de relajación o los métodos basados en el adiestramiento en positivo.

En este sentido, la Fundación Affinity impulsó, junto a la Universidad Complutense, “Compludog”, un programa de Terapias Asistidas con Animales de Compañía que se llevó a cabo en España por primera vez con el objetivo de incidir de forma positiva en la calidad de vida de los alumnos. Con los resultados se demostró que la terapia funciona muy bien ya que disminuye considerablemente el nivel de estrés de los estudiantes y su efecto se mantiene semanas después, incluso durante el periodo de las pruebas académicas en el que los niveles suben levemente. Además, mejora la confianza, las relaciones y la comunicación de los jóvenes.

 

 

Estar con animales durante los exámenes reduce el estrés y bloqueo