martes. 31.01.2023

La mitad de alumnos recurre a clases particulares, que suponen el 15% del gasto educativo de familias

El gasto total de las familias en clases particulares ascendió a 1.700 millones de euros en el curso 2019/2020

 Reflejo en un ordenador portátil de un niño estudiando
Reflejo en un ordenador portátil de un niño estudiando

El 47 por ciento de los alumnos españoles (un 46% en la red pública y un 50% en la red concertada) recurre a clases particulares, que suponen el 15 por ciento del gasto total de las familias en educación.

Así lo refleja el estudio 'Educación en la Sombra en España: Una radiografía del mercado de clases particulares por etapa escolar, capacidad económica de los hogares, titularidad del centro y Comunidad Autónoma', publicado este miércoles por EsadeEcPol.

El informe destaca que, según la Encuesta de Gasto de los Hogares en Educación (EGHE) de 2019/2020, que dispone de una muestra de 6.370 hogares, las dimensiones del mercado de la Educación en la Sombra en España son "aún mayores" de lo que estima la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) para ese mismo año, debido a que "es más precisa y completa".

Así, esta encuesta, procedente del Instituto Nacional de Estadística (INE), señala que el gasto total en clases particulares para ese curso ascendió a 1.700 millones de euros. No obstante, matiza que en el 2020 hubo una caída del gasto en clases particulares "en buena medida debido al impacto del confinamiento".

Las clases particulares es, según indica la investigación, un mercado "bien implantado" en todas las etapas escolares, obligatorias y no obligatorias, pero con un volumen especialmente alto entre los estudiantes de ESO y de Bachillerato (por encima del 60 por ciento).

Durante el curso 2019/2022, el gasto medio por alumno en clases particulares ascendió a 270 euros por curso escolar, siendo el más alto el de la Comunidad de Madrid, con 350 euros de media, y el más bajo el de Castilla-La Mancha, con 153 euros de media.

El estudio apunta que la 'Educación en la Sombra' continúa siendo una inversión que distingue a los hogares más ricos, pero también "se ha extendido con gran fuerza en las familias de la parte más baja de la distribución de gasto".

El porcentaje de estudiantes que recibe clases particulares en España es, según el documento, "muy considerable" en todos los hogares con hijos en edad escolar - con un suelo del 30 por ciento en los hogares de menos recursos y un techo por encima del 60 por ciento en los de más -. Tanto en la red pública como en la concertada, el gasto medio por alumno de los hogares más ricos triplica el de los hogares más pobres.

De cada tres euros gastados en clases particulares en España, dos van para ampliar y perfeccionar y uno a reforzar y recuperar. Teniendo en cuenta que tanto las clases de idiomas como las de arte estarían relacionadas con la función "ampliar y perfeccionar", y entendiendo que las clases sobre las demás materias del currículum son en su mayoría de "refuerzo y recuperación", el estudio concluye que España "está en línea con la tendencia global de un gasto cada vez mayor en dicha función".

Precisamente, los idiomas concentran el 46 por ciento del gasto en clases particulares y son la prioridad número uno en el gasto de las familias españolas en clases particulares. Esto es especialmente evidente entre las familias que llevan a sus hijos a colegios privados y concertados, pero también bastante claro en las familias que optan por los centros públicos, ya que "cuantos más recursos tiene una familia, mayor es su gasto en clases de idiomas".

El gasto en clases particulares en Infantil y Primaria es similar en las redes pública y concertada, e incluso en la privada, tanto en términos de gasto medio por alumno como en el tipo de clases particulares. Sin embargo, en la ESO y Bachillerato, el gasto por alumno sube un 50 por ciento en la concertada respecto de la pública, y se triplica en la privada.

Otra diferencia está en la proporción que se dedica a las clases particulares de las materias curriculares centrales: mientras que es prácticamente inexistente entre los alumnos de la privada, alcanza un 30 por ciento del total en la red concertada, y algo más del 40 por ciento entre los estudiantes de la pública, siendo la categoría más importante de gasto en esta red.

Comentarios