viernes. 02.12.2022

El 82,4% de los españoles practicó juegos de azar en 2021, 3% menos que en 2019

En total, se jugaron en España 9.285 millones de euros, por debajo de los 10.273 millones de euros de 2019

 Archivo - Máquinas tragaperras - CARLA BONNET/EUROPA PRESS - Archivo
Archivo - Máquinas tragaperras - CARLA BONNET/EUROPA PRESS - Archivo

 

 

El 82,4% de los españoles de entre 18 y 75 años ha practicado juegos de azar en el año 2021, un 3% menos que en 2019, año previo a la pandemia de la Covid-19. Sin embargo, el porcentaje crece respecto a 2020 cuando el 80,9% de la población practicó juegos de azar.

Así se desprende de la XIII edición del informe 'Juego y Sociedad', elaborado por José Antonio Gómez Yáñez, doctor en sociología y profesor asociado de la Universidad Carlos III. El estudio se ha llevado a cabo a través de un cuestionario realizado por IMOP Insights a 1.005 personas de entre 18 y 75 años y ha sido presentado por CeJuego, la patronal del juego privado presencial en España, en la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Respecto al juego privado --casinos, bingos, salones, apuestas y máquinas--, el estudio indica que un 14,9% de los españoles ha practicado alguno de ellos, lo que supone un 15% menos de los que jugaron en 2019. Más del 84% de los usuarios de salones de juego afirman ir acompañados de otras personas.

Según este informe, el Sorteo Extraordinario de Navidad sigue siendo el favorito entre los españoles (25,4 millones de personas), seguido de El Niño (14,5 millones de personas), La Primitiva (13,5 millones de personas) y los cupones de la ONCE (8,9 millones de personas). El 25,1% de los entrevistados ha jugado una o más veces a la semana.

En relación con los juegos privados, los más practicados son las apuestas deportivas presenciales (4 millones de personas), la asistencia a salones de juego (3,5 millones de personas), los bingos (2,1 millones de personas), los casinos (1,7 millones de personas), y las máquinas 'B' en hostelería (1,6 millones de personas).

Sobre el juego de los rascas de la ONCE, la investigación señala que el 12,4% de los españoles ha comprado alguna vez uno, es el más consumido entre la población de 18 a 25 años y el 50% de sus clientes son menores de 35 años.

En materia de juego online, según los datos del Ministerio de Consumo relativos a 2020, ese año 1,5 millones de personas practicaron alguna modalidad de juego online, el 4,3% de los residentes en España entre 15 y 75 años. Entre los años 2016 y 2020 el número de clientes se ha estabilizado en alrededor de 550.000 personas.

JUEGO PROBLEMÁTICO

La tasa de juego problemático, según el informe, se mantiene en el 0,3% de la población en 2021, según diversos estudios de la Dirección General de Ordenación del Juego, del Ministerio de Sanidad, de comunidades autónomas como Cataluña, País Vasco, Asturias y Galicia y del sector. "Este dato hace que España lidere la lista de países europeos con menor tasa de juego problemático, junto con Dinamarca y Gran Bretaña", sostienen los autores.

Además, según datos registrados por los servicios de salud autonómicos, las personas diagnosticadas por trastorno por el juego no exceden de 8.000 personas, lo que equivale a un 0,02% de la población.

Por otro lado, el 3,6% de la población entre 18 y 75 años afirma haber participado en una timba informal en 2021, y el 12,1% de la población menor de 25 años juegan a este tipo de juego.

"Este aumento en el juego no regulado demuestra cómo esta actividad es un tipo de ocio normal en España que apenas reviste de problemas para la inmensa mayoría de la población. Por tanto, las medidas de restricción de la oferta no equivale a una reducción de la demanda, sino que supone el traslado de la oferta a otros cauces menos controlados y regulados", ha dicho Alejandro Landaluce, director general de Cejuego.

Por otro lado, Cejuego ha presentado el 'Anuario del Juego' sobre los datos económicos y empresariales del juego en España, que concluye que los españoles gastan un 20% menos en el juego privado que en 2019.

En el año 2021, al juego de entretenimiento privado presencial se jugaron un total de 3.956 millones de euros, esto es, la diferencia entre cantidades jugadas por los consumidores y premios repartidos por los distintos juegos. Representa un 42,5% del gasto en juego total y un descenso de casi un 20% respecto a 2019.

Por su parte, según los autores del Anuario, los juegos de titularidad pública han recuperado un 95% de las ventas respecto al año 2019. Se jugaron un total de 4.504 millones de euros en loterías y quinielas gestionadas por SELAE, ONCE y la EAJA catalana (en este último, a cierre de edición, no estaban disponibles los datos de 2021). Casi la mitad del gasto en juego, un 48,5%, se destina a loterías y quinielas gestionadas por el sector público.

En materia de juego online, este representó el 8,8% del juego real, un total de 825 millones de euros. Aunque en 2021 ha recuperado su dinámica ascendente, su consumo se redujo en comparación con el año 2020. Esto indica que durante los meses de cierre temporal, el juego online funcionó como alternativa sustitutiva al juego privado presencial.

En total, se jugaron en España 9.285 millones de euros. Así, uniendo juegos titularidad pública y juegos privados, los niveles de gasto no han alcanzado los datos de 2019, cuando se jugaron 10.273 millones de euros.

EMPRESAS MANTIENEN SUS NIVELES DE EMPLEO 

En materia de empleo, el sector ha mantenido prácticamente los mismos niveles en materia de empleo: un total de 84.697 puestos de trabajo directos, de los cuales 47.253, el 55,8%, corresponden al juego privado. De manera indirecta, el sector proporciona 175.000 puestos de trabajo. De todos ellos, las máquinas de hostelería sostuvieron más de 55.000.

El sector ha contribuido a las arcas públicas en impuestos y tasas especiales sobre el juego con 1.005,3 millones de euros, la gran mayoría de ellos a las comunidades autónomas. En total, sumando juegos de titularidad pública y privada, las administraciones recaudaron 1.354,9 millones de euros.

Alejandro Landaluce ha afirmado que "el juego es una industria que, además de entretenimiento, genera mucho valor en términos de empleo, impuestos o innovación". "Trabajamos para ofrecer las mejores experiencias a nuestros usuarios, con la oferta más responsable y segura. También, por la transparencia del sector, con un diálogo informado con medios y reguladores, de manera que la industria pueda desarrollarse a la luz de sus datos", ha manifestado.

Comentarios