sábado. 25.06.2022

Aragón recibirá en julio 230 guardias civiles, 145 más que el curso pasado

<p> Las incorporaciones de la Guardia Civil en Aragón en 2021 </p>
<p> Las incorporaciones de la Guardia Civil en Aragón en 2021 </p>

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha comunicado que Aragón recibirá el próximo mes de julio la incorporación de 230 guardias civiles alumnos, 145 más de los que llegaron el año pasado, si bien "siguen siendo insuficientes" y "no pueden utilizarse para completar las vacantes de efectivos de la zona".

En una nota de prensa, AEGC ha advertido de que, además, "como ocurre en otras zonas de España, en muchos de los pueblos de montaña de Huesca estos guardias alumnos se van a encontrar con un problema con el que no contaban: la falta de viviendas" puesto que apenas hay pabellones y los pisos en alquiler "pueden llegar a los 1.200 euros mensuales por lo que la esperanza de que una parte de ellos decida quedarse cuando pasan a profesionales se evapora".

La asociación ha manifestado que en el conjunto del país se van a incorporar, en julio, a las distintas unidades de la Guardia Civil, poco más de 2.000 guardias alumnos que han estado formándose en la Academia de Baeza y en el Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro, 50 menos que en la promoción anterior.

Esta organización ha incidido en que es una cifra "claramente insuficiente" para dar respuesta a la "falta de efectivos", como ha manifestado desde antes de la crisis económica de 2008, "cuando se congeló la oferta de empleo público".

La asociación ha contado, igualmente, que estos guardias alumnos deberían terminar su proceso formativo en sus nuevos destinos, "pero por las necesidades urgentes de personal no será así exactamente" ya que se les está esperando en cada unidad "para aliviar el volumen de trabajo, es decir, como la necesidad aprieta, deberán hacer de guardias civiles profesionales cuando no lo son y se van a encontrar en situaciones para las que no tienen experiencia".

AEGC ha criticado también que se van a incorporar sin un chaleco antibalas de dotación, como sí tienen los alumnos del Cuerpo Nacional de Policía.