domingo 23/1/22

Desarrolla un software para combatir el calor en las ciudades

Este software analiza las condiciones de la ciudad para establecer medidas contra el calor, como puede ser la colocación de árboles en zonas específicas.

<p> El calor en Sevilla es un problema. </p>
<p> El calor en Sevilla es un problema. </p>

El extremo calor de Sevilla podría tener los días contados. La Universidad de Sevilla, US, está desarrollando un programa informático, aplicable en cualquier zona de la ciudad o urbes próximas, que podría acabar con las altas temperaturas que registran los termómetros en estas zonas en los días de más calurosos del año. 

El software, denominado Urbankea y enfocado en los profesionales del sector urbanístico, se centra en el análisis del área de la ciudad en la que se desea intervenir, con un diagnóstico preliminar en el que entran desde la superficie a las zonas de sombra actuales. Con los datos obtenidos, se proponen medidas de intervención, desde cambios en el mobiliario urbano hasta la ubicación concreta de árboles, para ampliar las zonas de sombra y poder así refrescar la ciudad.

En definitiva, se trata de una aplicación "para la planificación de actuaciones que mitiguen el calor en calles y parques", tal y como apuntaba el profesor de la Escuela de Ingeniería de la US, José Sánchez Ramos, a Efe. 

Un banco urbano con salida de aire fresco

Urbankea es un trabajo de la US para el proyecto europeo de adaptación urbana a los efectos del cambio climático LIFE Watercool, que se está desarrollando en el Distrito Macarena. Life Watercool ya ha llevado a cabo el desarrollo de diferentes acciones en la ciudad, como el llamativo proyecto conocido como Avenida de la Cruz Roja - Ciudad saludable, por el que se ubicará en la plaza del CEIP Arias Montano un banco con salida de aire fresco producido gracias a la caída nocturna de las temperaturas.

El catedrático de la Universidad de Sevilla, Servando Álvarez, ha explicado que el banco, de unos 40 metros de largo, que internamente está partido en dos, dispondrá de rejillas de salida de aire fresco junto a los pies. Esta ventilación tendrá una temperatura de 25 grados, 10 menos que la atmosférica al estar enfriada por agua, según recoge el Diario de Sevilla. "La capacidad de salida de aire en los bancos será de 10.000 metros cúbicos a la hora, y el agua se enfriará de noche al quedar almacenada de día en un depósito subterráneo", ha añadido Álvarez.