viernes. 12.07.2024

Dos toros que se han dado la vuelta en la plaza de toros y han estado casi dos minutos en el coso han sembrado el peligro en el primer encierro de los Sanfermines de 2024, aunque no han llegado a embestir a los numerosos mozos que estaban en la plaza. Según las primeras informaciones de los servicios sanitarios, los toros de La Palmosilla (Cádiz) han dejado varios trasladados con diversas contusiones, pero sin heridos por asta.

El encierro ha sido veloz, con la manada rota y muy estirada desde la calle Estafeta. La primera parte de la manada ha llegado a la plaza de toros apenas transcurridos dos minutos de carrera, pero los dos últimos astados, cuando se dirigían a los chiqueros de la plaza, han girado a la izquierda y han comenzado a dar vueltas al coso, en el que había en ese momento multitud de corredores. Los dobladores se han esforzado por guiar a chiqueros a los astados, pero estos no han hecho caso, y han seguido dando vueltas. Sin embargo, pese a los momentos de tensión, no han llegado a embestir a los mozos y, tras cuatro minutos y cuatro segundos de carrera, han accedido a los chiqueros.

El encierro ha comenzado a las 8 horas con cielo despejado y muchos corredores en la calle, en el día grande de las fiestas de San Fermín, que este año ha coincidido en domingo, lo que además favorece la mayor presencia de mozos en el encierro.

Los astados han salido de los corrales de Santo Domingo guiados por los cabestros. A fuerte ritmo y muy agrupados los animales, no han dado opción a los corredores de encontrar hueco para correr delante de las astas en el tramo de Santo Domingo.

En la plaza del Ayuntamiento, la manada ha arrollado a un mozo y posteriormente, a la derecha en Mercaderes un toro ha caído y a la izquierda otra parte de la manada ha arrollado a varios corredores.

Cubierta la curva de Estafeta, el grupo se ha ido estirando a lo largo de la calle, dando espacio para que los mozos pudieran situarse delante de las astas de los toros.

El grupo se ha ido dividiendo en tres partes, marcando un fuerte ritmo en Estafeta, por lo que se han vivido carreras muy atropelladas con varias caídas.

Avanzada al carrera, dos astados con un cabestro se han ido a la derecha del vallado en el tramo de Telefónica, contra un grupo de corredores, pero sin hacer por embestir, y han seguido su recorrido hacia la plaza de toros.

En el propio callejón, un corredor se ha visto atrapado contra la pared por un toro que abría la carrera, pero tras caer al suelo ha conseguido escapar.

Tras un encierro atropellado, los momentos de mayor tensión se han vivido en la plaza de toros. Cuando ya los tres primeros astados habían accedido a los chiqueros, los tres últimos astados han entrado a la plaza. Uno de ellos ha accedido a los chiqueros, pero otros dos han variado el camino, han torcido a la izquierda y han comenzado a dar vueltas al coso. Los toros no han hecho por embestir a los mozos, pero no atendían tampoco a los dobladores ni a los mozos que trataban de guiarlos a los chiqueros. A su vez, otras personas que estaban en la plaza citaban y distraían a los astados, lo que dificultaba guiarlos a los chiqueros, hasta que finalmente han accedido a los corrales.

Los toros serán lidiados a partir de las 18.30 horas por los diestros Diego Urdiales, Fernando Adrián y Borja Jiménez.

Un herido por asta de toro, entre los 6 del primer encierro de San Fermín