viernes. 02.12.2022

Raquel Orantes, hija de Ana Orantes, ha pedido este viernes "cerrar filas" y "no negar la evidencia de que las mujeres siguen siendo asesinadas". Así se ha expresado en la inauguración de la glorieta que la ciudad de Cádiz ha dedicado a su madre, quien fuera asesinada en 1997 por su exmarido semanas después de que relatase en un programa de televisión los malos tratos y vejaciones sufridas desde que se casó.

La hija de Orantes ha expuesto que su madre "tuvo que ser asesinada" para que en España se articulase la Ley Integral contra la violencia de género de 2004, "con el trabajo previo de las asociaciones de mujeres", ha matizado, y ha recordado que tras 1997, año en que fue asesinada Ana Orantes, "1.107 mujeres han sido asesinada y tenemos que seguir protegiéndolas y también a todos esos hijos e hijas que, como nosotros, sufren violencia", ha asegurado.

Raquel Orantes, que ha tomado la palabra en este acto de homenaje a su madre, ha pedido que no se den pasos atrás "como parece que estamos haciendo" en lo que se refiere a violencia de género. "No tenemos que dejarlas morir, no podemos retroceder y no lo podemos permitir, por Ana Orantes y por todas esas anas orantes", ha afirmado.

En su intervención, ha agradecido al Ayuntamiento de Cádiz que haya dedicado una plaza a su madre, asegurando que este espacio es "importante" para ellos.

Raquel ha estado acompañada por su hermano Rafael Orantes, en un acto que se ha celebrado este viernes 25 de noviembre con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y en el que también han participado el alcalde de Cádiz, José María González.

El alcalde ha asegurado que las calles "deben estar dedicadas" a personas "que inspiren y abran un camino a seguir" y "en ningún caso a asesinos y sus tiranos y colaboradores". En el caso de Ana Orantes "se cumple perfectamente", añadiendo que es un referente "de verdad, de coherencia, de valentía y un referente del camino que hemos andando en este país contra la violencia de género".

El alcalde ha asegurado que el 25 de noviembre es un día "de combate" porque "en pleno siglo XXI se siguen cometiendo violencia de género y asesinatos".

Comentarios