miércoles. 17.04.2024

Un grupo de investigadores del departamento de Métodos Cuantitativos de la Universidad Loyola ha demostrado recientemente que el uso de la Inteligencia Artificial para el análisis de textos legales puede aportar datos relevantes para conocer mejor una serie de patrones de delincuencia y, por ende, ayudar a prevenirla. Los científicos han analizado sentencias de tribunales penales relativas a agresiones a mujeres dentro de la pareja y han concluido que este sistemapodría prevenir tres cuartas partes de los casos de violencia.

 

El hallazgo recientemente publicado ha analizado 491 sentencias de los tribunales penales extraídas de la base de datos jurídica Vlex de las cuales 330 eran delitos contra la intimidad, la integridad sexual, la integridad psicológica y física y la libertad personal y 161 se referían a asesinatos y homicidios. De todas ellas se obtuvieron un total de 33 variables independientes organizadas en tres grupos: el primer grupo incluía variables sobre conductas delictivas pasadas y las sanciones impuestas por dichas conductas, el segundo grupo incluía variables relacionadas con la situación y el entorno en el que se producen los delitos, tanto los que llegan a asesinato como los que no, y el tercer grupo incluía variables referidas a las características de la violencia ejercida por las parejas íntimas de las mujeres. Todos los delitos analizados fueron perpetrados contra mujeres por hombres que eran sus exparejas, compañeros, exmaridos o esposos.

 

El artículo titulado Artificial intelligence extracts key insights from legal documents to predict intimate partner femicide, publicado en la revista Scientific Reports, es el primer estudio en este campo que ha examinado los documentos jurídicos para la comprensión de los delitos mediante un enfoque de Inteligencia Artificial para así identificar esta información relevante disponible en los documentos legales para la predicción de delitos. 

Para realizar este análisis, los investigadores han utilizado 14 algoritmos de aprendizaje automático para identificar elementos específicos en estos textos legales y los implementaron en una herramienta que dividió los 491 casos en dos conjuntos a los que se aplicaron de menos a más las variables mencionadas de los tres grupos. Los resultados demostraron que la predicción es más precisa si se tiene en cuenta una amplia gama de variables. Inicialmente, cuando sólo se analizaban los antecedentes penales y las sanciones, la precisión de las predicciones era limitada. Sin embargo, a medida que los investigadores incluyeron más variables relacionadas con las circunstancias y la naturaleza de la violencia, su capacidad para distinguir entre casos letales y no letales mejoró notablemente.

Los resultados demuestran que la información específica de los documentos legales, como los comportamientos delictivos anteriores, las sanciones impuestas, las características de gravedad y frecuencia de la violencia, así como el entorno y la situación en la que se produce este delito, permiten detectar correctamente más de tres cuartas partes de los casos de violencia, tanto letal como no letal, en las relaciones de pareja entre hombres y mujeres.

 

Durante años, los ámbitos jurídico y criminológico se han enfrentado al reto de comprender y predecir la violencia en la pareja. Los métodos tradicionales se han basado en gran medida en el análisis de los antecedentes penales y las pautas de comportamiento, pero a menudo se han quedado cortos a la hora de predecir con exactitud la escalada de la violencia no letal a la letal. En este sentido, el uso de la inteligencia artificial tiene una capacidad para procesar grandes cantidades de datos e identificar patrones complejos, que ofrece oportunidades únicas para profundizar en los matices de la violencia de pareja.

 

El feminicidio en la pareja íntima se considera la principal causa de muerte violenta en mujeres actualmente. A pesar de los avances científicos en la identificación de los factores de riesgo de feminicidio en la pareja íntima y los instrumentos de evaluación del riesgo, el feminicidio en la pareja íntima sigue ocurriendo, lo que pone de relieve la necesidad de seguir investigando sobre este fenómeno.

 

De este modo, este estudio puede contribuir a la detección temprana y a la implementación de intervenciones preventivas efectivas. Además, pone de manifiesto la necesidad de formar a los profesionales del derecho en la identificación de factores asociados al femicidio de pareja íntima y contribuir así a la detección y prevención del delito.

El trabajo cuenta de todos modos con una serie de limitaciones a tratar en futuros estudios como que por ejemplo las conclusiones se basan en casos judiciales españoles, lo que puede limitar su aplicabilidad en contextos culturales o jurídicos diferentes. Por otra parte, el hecho de que el estudio se centre en incidentes pasados significa que no pudo seguir la progresión a largo plazo de los casos de violencia no letal, algunos de los cuales podrían derivar en violencia letal. Futuras investigaciones podrían subsanar esta laguna realizando estudios longitudinales que sigan los casos a lo largo del tiempo, lo que proporcionaría valiosos datos sobre cómo evoluciona la violencia en la pareja.

La inteligencia artificial puede prevenir 3 de cada 4 casos de violencia de género