jueves. 29.02.2024

Los dos alumnos de cuatro años de edad del colegio Miguel Hernández de Sevilla atendidos por los servicios sanitarios tras haber jugado con un preservativo usado que encontraron en el patio del centro "están bien" y las pruebas a las que han sido sometido han arrojado resultados "negativos".

Estefanía Fuentes, madre de unos de estos niños, ha relatado a Europa Press Televisión que los menores trataron dicho condón "como un globo, jugando con él en el recreo". "Uno de ellos se lo metió en el bolsillo y lo llevó a casa", expone con relación al momento en que la madre de dicho alumno se dio "cuenta" de la situación.

Según esta madre, los niños "están bien" y los resultados de las pruebas a las que han sido sometidos son "todos negativos", pero ha reclamado a las autoridades medidas para impedir que personas ajenas a la comunidad educativa accedan al centro, extremo que según ha dicho sucede a menudo.