sábado. 25.06.2022

Olona asegura que estará en el Parlamento andaluz sí o sí

La candidata afirma que su renuncia al escaño del Congreso es ya "irrevocable" tras ser conocida por la Mesa de la Cámara 

<p> Macarena Olona junto a Abascal en Córdoba </p>
<p> Macarena Olona junto a Abascal en Córdoba </p>

La candidata de Vox al Parlamento de Andalucía, Macarena Olona, ha asegurado este miércoles que este martes la Mesa del Congreso "admitió su petición de renuncia" a su acta de diputada por Granada para asegurar que ésta se produce ya "de manera irrevocable", de la que ha indicado que tendrá "fecha de efectos el 14 de julio", jornada de constitución del Parlamento de Andalucía.

En una entrevista para la Cadena Cope, ha dado cuenta de cómo se ha producido el proceso de renuncia, condicionada por "este lapsus temporal como abogada del Estado", para afirmar que "elevé consulta al Ministerio" por su condición de "funcionario en servicios especiales y que no se perjudique mi carrera administrativa".

"Vuelvo a casa para quedarme", ha afirmado la candidata de Vox a la Presidencia de la Junta sobre su arraigo en la política andaluza, mientras que ha considerado que "no tengo que presentarme" porque "he estado haciendo de diputada nacional andaluza".

Ante la pregunta de la denuncia presentada por un abogado sobre su procedimiento de elección como candidata, que ha solicitado la declaración de nulidad de los estatutos de Vox y apreciar la elección a dedo de Olona, ha afirmado que "no dejaría de ser candidata en el improbable caso de que la demanda civil prosperase", de la que ha indicado que "no tengo conocimiento más allá de lo que han dicho los medios".

Tras recordar que registró en la Guardia Civil un escrito de denuncia contra la alcaldesa de Salobreña (Granada), María Eugenia Rufino, por prevaricación y delito electoral tras ordenar revisar su empadronamiento, Olona ha asegurado que "en Andalucía el PSOE tiene que tener muy claro, igual que sindicatos corruptos, que la impunidad se les ha acabado" para anunciar que "la defensa de los derechos y las libertades estará garantizada en el Parlamento y los tribunales".