sábado. 25.06.2022

El padre Ángel tendrá un supervisor para que cumpla su obligación de gestionar una residencia pública

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso rechaza la petición de romper un contrato de 25 millones de euros por cinco años para dirigir un hogar de mayores en Vallecas, donde hay un conflicto abierto con las familias

<p> padre Ángel García<br>Fuente: Facebook </p>
<p> padre Ángel García<br>Fuente: Facebook </p>

El contrato no se rompe. La Comunidad de Madrid le ha dicho al padre Ángel que debe cumplir con el compromiso de gestionar un hogar de mayores con alzhéimer en el distrito de Vallecas y que el conflicto con las familias por la calidad del servicio no es excusa para salir del centro. La consejera de Política Social, Concepción Dancausa, citó este lunes al famoso sacerdote filántropo para dar esta respuesta a una carta que el religioso envió la semana pasada pidiendo el fin de la relación, según ha sabido EL PAÍS. La consejera ha nombrado a un responsable regional que supervisará el cumplimiento del contrato al menos hasta 2023. Ambas partes niegan que se trate de una intervención del centro, una residencia de 156 plazas y 40 más como centro de día llamada Fundación Reina Sofía Alzhéimer.

El padre Ángel, cuyo nombre completo es Ángel García Rodríguez, dice que abrirá sus puertas agradecido al supervisor gubernamental: “Si viene a hacer el bien, bendito sea Dios”.

“Creo que vamos a poner paz y a hacerlo bien y sigo ilusionado de seguir allí”, agrega. La reunión tuvo lugar el lunes por la tarde y fue cordial, según el sacerdote. Para resolver el conflicto, el padre Ángel se muestra dispuesto a ampliar el número de cuidadores, como demandan las familias. También está considerando sentarse con ellas: “”Estamos abiertos a poner más personal y vamos a ilusionar al personal que tenemos para que sigan trabajando. He pensado en acercarme por allí en unos días y hablar con los hijos”.