domingo 22/5/22

Lidia, apunto de casarse, fue acompañada a su boda por la policía local de Málaga. La joven iba camino de su boda, en un coche de época, cuando una avería la dejó tirada en mitad de la carretera, en Churriana, junto a su madrina y su pequeña dama de honor.

En ese momento pasaban por allí José y Dani, dos policías locales que venían de un servicio, y se pararon para comprobar que todo iba bien. No había forma de arrancarlo y, en un domingo de puente, tampoco localizaban un taxi. Así que los agentes se ofrecieron a llevarlas a la celebración a la que ya llegaban tarde.

Tras pedir permiso a sus superiores y cambiar de vehículo, ya que el que llevaban tenía mampara de separación para los detenidos, regresaron. “Ahí vamos mi compañero Dani y yo a llevar a una novia a la que se le ha quedado el coche averiado y nos ha pedido auxilio. No hay taxi en Málaga y se casa a las 13.00 horas”, explica uno de los agentes.

Cosas del directo. Muchas gracias a la policía de Málaga”, dice ella. “Estamos para esto también”, aseguran los agentes.