lunes 16/5/22

Reclaman dignidad laboral para los guardias civiles en el 1 de mayo

Los guardias civiles continúan siendo trabajadores de segunda clase, por las diferencias en derechos profesionales, sociales y económicos respecto al resto de policías de nuestro país

Control de Guardia Civil de Tráfico
GUARDIA CIVIL
  (Foto de ARCHIVO)
9/9/2020
Control de Guardia Civil de Tráfico GUARDIA CIVIL (Foto de ARCHIVO) 9/9/2020

 

Hoy día 1 de mayo, Día Internacional del Trabajador, AUGC denuncia que los guardias civiles continúan siendo policías de segunda. Una evidencia que ni en gobiernos anteriores ni por parte del actual, existe voluntad política por acabar con esta discriminación histórica que arrastra la Guardia Civil desde la transición en nuestro país, donde los guardias civiles fueron olvidados, mientras que otros cuerpos de policía sí alcanzaban avances en derechos sociales y profesionales al ritmo del resto de la sociedad.

 

Justicia, compromiso y cambio son premisas por las que AUGC siempre ha ido acervando el espíritu de lucha y sacrificio de los que hacían gala aquellos guardias civiles pioneros, que valientemente dieron los primeros pasos para conseguir lo que hoy somos: una de las mayores organizaciones policiales profesionales europeas, en defensa de los derechos laborales, económicos y sociales de sus afiliados y afiliadas.

 

Los avances tienen que llegar a todos los guardias civiles, el Gobierno actual debe entender que los miembros de la institución llevan muchos años lastrados en el pasado, y que es el momento de abrir un nuevo camino con vistas a las necesidades actuales y de futuro en el que los integrantes de la Guardia Civil entren en una nueva realidad de avances en derechos, que sin duda redundará en beneficio de la seguridad pública y de la ciudadanía.

 

Es inconcebible que a estas alturas del siglo XXI existan trabajadores en España, como los guardias civiles, que a día de hoy sufren el recorte de derechos fundamentales recogidos en la Constitución, como es el de sindicación, acotados para hacer efectivas sus reivindicaciones, continúen sometidos a la aplicación del Código Penal Militar en funciones policiales, sigan discriminados en cuestiones profesionales o sociales como la carencia de una jornada laboral digna que compatibilice la vida laboral y familiar, deficiencias en políticas de igualdad y prevención en riesgos laborales, catalogación de puestos de trabajo, o del ámbito económico en lo referente a la igualdad retributiva, reclasificación funcionarial o de jubilación.

 

En este sentido, AUGC reitera su compromiso de continuar trabajando, con responsabilidad, pero también con firmeza para alcanzar más pronto que tarde la consecución de los derechos que atañen como guardias civiles y ciudadanos, y así acabar con años de agravios injustificados.