domingo. 19.05.2024

PETA, la organización animalista, ha solicitado al Papa Francisco cortar los vínculos de la Iglesia Católica con la tauromaquia mediante una campaña impactante que muestra a Jesús protegiendo a un toro de un torero, con el mensaje: “Las corridas de toros son pecado, pídele al sacerdote de tu comunidad que las condene”. Mientras tanto, en España, la controversia por la eliminación del Premio Nacional de Tauromaquia por parte del Ministerio de Cultura continúa, generando críticas del sector y enfrentando al PP, que intentará revertir la decisión.

“La Iglesia predica compasión hacia todos los seres vivos; sin embargo, es cómplice del tormento ritual y la muerte de toros perseguidos”, asegura Mimi Bekhechi, vicepresidenta de PETA para Europa en un comunicado de la organización.

La campaña de PETA en Roma desplegó la imagen mencionada por toda la ciudad, incluida la Ciudad del Vaticano, en 100 vallas publicitarias para denunciar la muerte de toros en festivales taurinos alrededor del mundo, muchos de los cuales se realizan en honor a santos católicos.

PETA denuncia los métodos crueles utilizados en las corridas, como las lanzas clavadas en la espalda del toro, las banderillas en su cuerpo y los intentos de matarlo con una espada o un cuchillo. Además, recuerda la prohibición de las corridas por el Papa Pío V en el siglo XVI, describiéndolas como espectáculos crueles.

La organización también critica la presencia de sacerdotes católicos en plazas de toros, oficiando ceremonias religiosas y apoyando a los toreros, lo que contradice la doctrina de la Iglesia Católica sobre el trato hacia los animales.

"La tauromaquia es pecado": La impactante campaña antitaurina de PETA