miércoles. 21.02.2024

Durante 15 minutos Andrea vivió la peor pesadilla para una madre, poder perder a su hija. “Estaba sin moverse, sin respirar, fue el momento más aterrador de mi vida”.  

A principios de mes en Carolina del Norte, Estados Unidos, Keianna Joe de 17 años se estaba preparando para una competición deportiva. En ese momento fue cuando la chica sufrió un paro cardiaco y se desmayó. Su madre no dudó ni un segundo y comenzó a realizarle una reanimación cardiopulmonar o RCP durante 15 minutos. Mientras tanto Andrea no paraba de pensar: “es mi bebé, tengo que salvarla”, según el Daily Mail.

Según han podido confirmar los médicos, la rápida actuación de Andrea fue lo que le salvó la vida a Keianna. Tuvo gran éxito la RCP ya que la madre es asistente médica en un consultorio de ginecología. Además, para poder cubrir las facturas del hospital crearon una campaña de GoFundMe.