jueves. 29.09.2022

Encuentra a su hija desparecida durante 24 años en China: Se hizo taxista

<p> El padre que se convirtió en taxista con la foto de la niña </p>
<p> El padre que se convirtió en taxista con la foto de la niña </p>

Una historia que nos vuelve a demostrar que la frase “Querer es poder” puede cumplirse, a pesar de los obstáculos que la vida nos ponga en el camino. Tras una intensa búsqueda que duró más de dos décadas, este padre logró encontrar a su hija, quien desapareció cuando solo tenía 3 años.

El esperanzador caso de Wang Mingqing, de 53 años, comenzó el 8 de enero de 1994, cuando vendía fruta con su esposa Liu Dengying en las concurridas calles de la ciudad suroccidental de Chengdu. Un día normal de venta, un grupo de personas se les acercó para comprarles; sin embargo, en un descuido, la pareja perdió de vista a su pequeña hija Qifeng, quien en ese momento solo tenía 3 años.

Desesperados, Wang y su esposa buscaron incansablemente durante años a la pequeña, incluso fueron a distintos albergues y hospitales, además de acudir a las autoridades y dejar carteles con la foto de la desaparecida. Sin embargo, todos los esfuerzos fueron infructuosos.

En el año 2015 y tras casi 20 años de búsqueda, Wang decidió convertirse en taxista en un intento desesperado por encontrarla y porque así podía relacionarse con diferentes personas y lograr alguna pista sobre su hija.

El hombre, que habló con unas 17.000 personas, según narra, brindó detalles de su hija perdida y rogó a los usuarios, que subieron a su taxi, que hicieran llegar su caso a sus conocidos, para lo cual les entregó una tarjeta que contenía toda la información y una foto de la menor.

De esta manera, el dibujo se volvió viral en las redes sociales chinas. En 2018, una joven de 27 años llamada Kang Ying se puso en contacto con las autoridades porque estaba sorprendida de lo mucho que se parecía a la niña de la foto.

La joven supuso que podría ser ella, ya que, según contó a la prensa loca, cuando era muy pequeña fue encontrada a 20 km de Chengdu y luego fue dada en adopción a una familia de la zona que la crió con amor durante años.

Esta mujer contactó a la pareja en marzo de ese año y descubrió que tenía rasgos únicos y similares con la niña, incluida una pequeña cicatriz en la frente y el instinto de sentir náuseas cada vez que lloraba.

El 1 de abril de 2018, la joven se hizo una prueba de ADN y se confirmó que era hija de Wang Mingqing y Liu Dengying. A continuación, Kang, que vive en otra provincia, optó por viajar a Chengdu con su marido y sus hijos para reencontrarse con sus padres 24 años más tarde.

El hombre, al ver a su hija emocionada, le dijo entre lágrimas: “Papi te ama. A partir de ahora, papá está aquí, no tienes que preocuparte por nada, papá te ayudará”. No puedo expresar la esperanza, decepción y desesperación que hemos sufrido en los últimos 24 años. Ahora finalmente podemos volver a encontrarnos”.