martes. 31.01.2023

Entrega en adopción a su cerda mascota porque "no la podía cuidar" y se la comieron a la parrilla

Denuncia que su falso adoptante se la comió a la parrilla con sus amigos. "No está en este plano", le dijo el hombre

 La cerdita Roma y Medina, el falso adoptante
La cerdita Roma y Medina, el falso adoptante

Un desgarrador y triste hecho de maltrato animal tuvo lugar esta semana, impactando a los internautas y generando cientos de críticas en redes sociales. Según se supo, una mujer decidió dar en adopción a su cerdita mascota, pues "no la podía cuidar", pero, por desgracia, el adoptante mató el animal y se lo comió a la parrilla.

Todo esto sucedió en la localidad de General Pacheco, en Buenos Aires, Argentina, despertando la gran indignación, tanto por la desagradable actitud del hombre, como lo que constituyen una "irresponsabilidad" de la dueña, al no asegurarse de quién era el adoptante.

Mariela, la propietaria del animal, decidió dar en adopción a la pequeña Roma, una cerdita de tres años, ya que a su familia se le había complicado el poder cuidarla, según explican. Fue un hombre el que se comunicó con ella: Facundo Medina, el cual aseguró que quería el animal para “dárselo a sus hijas”. Mariela vio que Roma tendría un gran espacio para vivir, por lo que no sospechó en ningún momento, haciéndole entrega de su mascota.

Lejos de adoptar y cuidar a la pequeña cerdita dentro de la familia como prometió, el hombre mató a la pequeña Romanada más llegar al domicilio, a la cual, después asó a la parrilla y se la comió con sus amigos. El supuesto adoptante ya fue denunciado por Mariela, la cual no sospechó nada tras entregar a su mascota, el pasado día 5 de enero. 

Días después, Mariela leyó mensajes en un grupo de WhatsApp de mini pigs: allí afirmaban que una persona en la provincia de Buenos Aires mató y asó a una cerdita que recibió en adopción. Al parecer, el hombre mandó una fotografía de la cerdita para que sus amigos preparen el agua caliente donde la iban a pelar después de matarla.

Preocupada, Mariela decidió llamar por teléfono con Medina, pero éste le respondió con evasivas. Aseguró que la situación con Roma se había complicado y que entregó el animal a otra persona. “No está más en este plano”, comentó el hombre. “Me dijo que quería tenerla como mascota, que tenía dos nenas, me mandó videos jugando con las hijas. Me quiero matar. No lo puedo creer. Es muy cruel, me siento muy mal”, dijo Mariela a Clarín.

El hecho causó gran indignación en las redes sociales, de personas como el activista Fernando Pieroni. “Es terrible lo que hizo. Más allá de que se maten millones de cerdos, lo que hizo este tipo es de un gran cinismo. Era una chanchita preciosa criada como un perro y el tipo fue y la mató”, lamentó el activista.

Comentarios