miércoles. 24.07.2024

El Ejército israelí ha anunciado una pausa diaria en sus ataques en el sur de la Franja de Gaza, de 8:00 a 19:00 horas, para permitir la distribución de ayuda humanitaria. Esta decisión, tomada tras discusiones con la ONU y organizaciones internacionales, no implica un cese de las hostilidades en la zona.

Desde que el Ejército israelí entró en Rafah, en el sur de Gaza, el paso fronterizo hacia Egipto, por donde entraba la ayuda humanitaria, ha permanecido cerrado. Actualmente, los suministros solo entran de manera esporádica a través del paso de Kerem Shalom, también en el sur.

La situación humanitaria en Gaza se ha deteriorado gravemente, con hospitales y clínicas cerrados, lo que ha agravado una crisis ya catastrófica, según han denunciado organismos internacionales como Médicos Sin Fronteras.

El anuncio también coincide con el día más mortífero para el Ejército israelí en Gaza desde el inicio del conflicto, con la muerte de ocho soldados debido a la explosión de un vehículo blindado. La explicación de las fuerzas armadas apunta a que una bomba alcanzó el vehículo, que iba cargado con material explosivo, provocando una gran detonación.

Desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamas, 307 soldados israelíes han muerto, mientras que los ataques israelíes han causado la muerte de aproximadamente 37.296 gazatíes, en su mayoría mujeres y niños.

Las pausas diarias comenzaron este sábado. En un mapa compartido por las autoridades israelíes se muestra la ruta de estas "pausas humanitarias" diarias, que se extiende desde el cruce de Kerem Shalom hasta el Hospital Europeo de Jan Yunis. Las fuerzas israelíes enfatizan que la ruta desmilitarizada solo podrá ser usada para el transporte de ayuda humanitaria, sin acceso para civiles.

El Ejército israelí ha dejado claro que los ataques en la localidad de Rafah continuarán.

Israel realizará "pausas humanitarias" diarias en el sur de Gaza