miércoles. 28.02.2024

La chica cuenta que en el sobre aparecía la palabra "chicos" por lo que intuyó que ese sobre pertenecía a una familia e iba a ir dirigido a sus hijos. Para poder encontrar a los dueños, recurrió a Facebook, concretamente en una página que pertenece a la comunidad de Vancouver. 

Para investigar su verdadera procedencia fue inteligente y no dijo detalles sobre la aparición del sobre para no entregarlo a la persona incorrecta al ser engañada. Finalmente encontró al dueño definitivo y declaró que se puso muy feliz al recuperar esa cantidad de dinero, e incluso se puso a llorar de la felicidad.