domingo 22/5/22

Una mujer sobrevive milagrosamente 6 días bajo los escombros de un edificio de 8 plantas en China

El edificio se derrumbó el pasado día 29 de abril y ella ha salido viva, siendo la décima superviviente de este desastre donde han fallecido 5 personas 

<p> Los servicios de rescate chino buscando supervivientes entre los escombros del edificio </p>
<p> Los servicios de rescate chino buscando supervivientes entre los escombros del edificio </p>

Y una vez salió de entre los escombros, fue como volver a nacer. Esa fue la sensación que debió de tener esta mujer china que, tras quedar 6 días sepultada bajo los escombros de un edificio de 8 plantas, pudo finalmente salir, sobreviviendo milagrosamente. La mujer pasó un total de 132 horas bajo los escombros antes de ser rescatada por los servicios de emergencias.

En un rescate llevado a cabo con las medidas habituales en este tipo de situaciones, gritando a la espera de una reacción o respuesta, dando golpes a algunos objetos o empleando el olfato de perros adiestrados. Estas técnicas las combinaron con las últimas tecnologías, como drones o detectores vitales, según explicó Liang Buge, experto en emergencias.

Han sido al meno 9 las personas arrestadas en relación con el derrumbamiento, entre ellas el propietario del edificio, acusado de ignorar las regulaciones y protocolos de seguridad que debía cumplir el edificio para evitar derrumbamientos. Desde la oficina de noticias china llamada Xinhua, aseguran que en el "autoconstruido" edificio de ocho plantas se realizaron modificaciones en la estructura. Era un edificio lleno de tiendas, apartamentos, con un restaurante, una cafetería y un hotel familiar.

Xi Jinping, el presidente chino, ha ordenado comenzar una investigación sobre los hechos acontecidos y avanzó una campaña nacional de reducción de riesgos en edificios de construcción propia. Este no ha sido el único derrumbe en los últimos años en China, el más sonado en los últimos años fue el acontecido en 2020 en Fujian, que acabó con la vida de 29 personas, u otro en Jiagsu, que acabó con la vida de 17 personas el pasado julio.