viernes. 21.06.2024

La imaginación de un niño puede convertir un grano de arena en una montaña o un palo en una espada. Eso no era necesariamente necesario cuando la profesora de Elise vio a la niña de 8 años sosteniendo una "piedra" que había encontrado en el patio de la escuela Our Children's School de Osøyro (Noruega).

Y es que Elise había tropezado con un hallazgo extraordinario: un cuchillo de sílex del Neolítico, de 3.700 años de antigüedad, en un país en el que no hay sílex.

La profesora Karen Drange notificó el hallazgo al Consejo del Condado de Vestland, y los arqueólogos que lo examinaron han declarado a los medios de comunicación noruegos que creen que procede de Dinamarca.

El sílex fue una de las primeras tecnologías de herramientas que dominó el ser humano, una sustancia dura lo bastante afilada como para despellejar a un animal e incluso realizar operaciones quirúrgicas, pero que no requería conocimientos de metalurgia.

En un comunicado, Louise Bjerre Petersen, arqueóloga que evaluó la herramienta, la califica de hallazgo bello e increíblemente raro. El cuchillo está ahora en posesión de expertos del Museo Universitario de Bergen, que lo estudiarán en busca de pistas sobre la vida en la Noruega neolítica.

En las excavaciones realizadas en el patio de la escuela no se encontró ningún otro artefacto, algo poco habitual en los hallazgos de sílex, que casi siempre se encuentran en lugares como cementerios neolíticos, zonas de fabricación de sílex donde la gente partía grandes bloques de sílex en pequeñas cuchillas, o lugares donde se mataban animales de caza.

El Neolítico en Europa duró más que en otros lugares. Cuando el último poseedor del cuchillo de sílex lo utilizaba para raspar pieles de animales, las Grandes Pirámides estaban en construcción, y la más antigua ya había sido construida.

Elise no es la única colegiala de Escandinavia que se ha topado con un arma antigua. GNN informó sobre la "Reina de Suecia", de 8 años, que encontró una espada de la Edad de Hierro en un lago en 2018.

Para no quedarse atrás, Fiontann Hughes, de 10 años, encontró en Irlanda del Norte una espada centenaria con empuñadura de cesta utilizando un detector de metales.

Una niña de 8 años descubre por accidente un cuchillo del Neolítico