martes. 16.04.2024

La Comisión Europea ha anunciado este lunes que WhatsApp modificará sus términos de uso más asegurar un servicio más claro y seguro a sus usuarios europeos, en línea con las normas de protección de datos que establece la Unión Europea, por ejemplo haciendo más fácil a sus clientes rechazar actualizaciones si no están de acuerdo con las condiciones que implica.

"Celebro el compromiso de WhatsApp de cambiar sus prácticas para cumplir con las normas de la Unión Europea", ha declarado el comisario de Justicia, Didier Reynders, en un comunicado en el que también recalca que los consumidores "tienen derecho a entender qué es lo que aceptan y lo que suponen los cambios, de modo que puedan decidir si continuar usando la plataforma".

El caso se remonta a enero de 2022, cuando el Ejecutivo comunitario envió una carta formal a la compañía por las dudas que generaban varias actualizaciones en los términos de uso de la aplicación a lo largo de 2021 y que Bruselas consideró que podrían ser "problemáticas" para los consumidores.

Aunque WhatsApp remitió información sobre la política de privacidad que aplica a sus términos, meses después los servicios comunitarios consideraron "insuficientes" las explicaciones y en junio de 2022 reclamaron más pasos en el marco de este diálogo formal del que también forma parte la red europea de autoridades nacionales de consumo (CPC, por sus siglas en inglés).

La actuación europea responde a una alerta de la Organización Europea del Consumidor (BEUC), respaldada por ocho de sus miembros, por las dudas sobre las garantías de la política de privacidad que ofrece la compañía.

Ahora, la Comisión Europea ha informado de que los cambios asumidos por la compañía harán "más fácil para los usuarios" rechazar cualquier actualización de la plataforma de mensajería si están en desacuerdo con sus términos, al tiempo que se explicará "claramente" si en caso de rechazar tal actualización la consecuencia será no poder utilizar más los servicios.

Además, dice el Ejecutivo comunitario, WhatsApp ha confirmado que los datos personales de sus usuarios no serán compartidos con terceras partes ni con otra compañía de su matriz, Meta, "incluida Facebook", para fines de publicidad.

De este modo, WhatsApp se ha comprometido con la Unión Europea a que ante futuras actualizaciones de su sistema deberá explicar lo que supone la modificación para los contactos del usuario y "cómo podrá afectar a sus derechos".

También incluirá la posibilidad de rechazar los términos de uso de una manera tan visible como la opción de aceptarlos, garantizará que las notificaciones informando de las actualizaciones puedan ser descartar o la revisión de las actualizaciones se puede retrasar y asegurará que las decisiones de los usuarios son respetadas y la compañía se abstiene de enviar notificaciones recurrentes.

WhatsApp promete a Bruselas términos de uso más claros y seguros para cumplir reglas de...