jueves. 29.02.2024

Hace unos días Woody Allen se convertía de nuevo en protagonista y no por haber dirigido una película, sino por haberle salvado la vida a un amigo suyo mientras cenaban en un restaurante italiano en Nueva York.

Andrew Stein, el amigo afectado, ha contado que se atragantó con un trozo de carne y que gracias a que Woody Allen reaccionó rápido y le practicó la maniobra de Heimlich pudo expulsarlo. Seint admite que "me da verguenza decirlo, pero Woody me salvó la vida".

Durante la cena no estaban solos, les acompañaban Soon-Yi Previn, esposa de Woody Allen y Alan Dershowitz, abogado. Ambos se quedaron paralizados ante el suceso.