domingo. 16.06.2024

Justo a tiempo para el Día de la Madre, la conmovedora reunión familiar de una mujer que llevaba 28 años viviendo en la calle, y que por fin tuvo la oportunidad de volver a casa, a Wisconsin.

"Hemos esperado 28 años. Todos los años, todos los días, a todas horas, preguntándonos dónde estaría y si alguna vez la encontraríamos, temerosos de que nos llamaran para decirnos que le había pasado algo y que nadie sabía quién era su familia", dijo Angie, la hermana pequeña de Linda, cuando se reunieron todos en la mesa de picnic del patio trasero.

Su vida estaba a punto de cambiar cuando Linda conoció a Gabby, que trabajaba para Mensajes Milagrosos en el sur de Florida.

Gabby ya había hablado con ella varias veces, pero un martes de enero por la noche, Linda decidió por fin compartir uno de sus sueños: aunque sentía miedo y aprensión por lo que pudiera pasar, le gustaría intentar reencontrarse con su madre y sus niños.

"Gabby se sentó conmigo en el suelo aquella noche, y hacía frío. Anotó mis datos. Nunca lo olvidaré", recuerda Linda.

"Gabby. Te quiero. Vas a formar parte de esta familia para siempre".

Luchando contra la adicción y las enfermedades crónicas, Linda vivía desamparada bajo el puente Overtown de la calle 14 de Miami. Pidió a Gabby y a Mensajes Milagrosos que la ayudaran a reencontrarse con su madre y sus niños, a los que no había visto desde que eran pequeños y que ahora tenían más de 30 años.

Gabby le explicó cómo funcionaba el programa de reunificación de Mensajes Milagrosos y le preguntó a Linda si tenía algún mensaje que le gustaría que transmitiéramos a sus hijos si conseguíamos encontrarlos. Su mensaje para ellos fue: "Os echo de menos. Os quiero".

En menos de una semana, un detective de Internet voluntario del equipo encontró a su madre, Darlene, que inmediatamente dijo que quería volver a ponerse en contacto con Linda. Llamó al resto de su familia para informarles de que Linda había sido encontrada.

"La única forma en que puedo explicarlo es que es un milagro", le dijo Darlene a Gabby. "Nunca perdí la esperanza [de encontrarla]".

Los hijos de Linda, Evelynn y Marcos, llevaban más de dos años sin saber nada de su madre cuando recibieron la llamada de Mensajes Milagrosos e inmediatamente reservaron un vuelo a Miami.

Gabby condujo a los hermanos por el barrio donde había hablado con Linda por última vez. Aunque les costó encontrarla, el día estuvo lleno de esperanza y pronto localizaron a Linda, que accedió a volver a casa con ellos.

Poco después de llegar a Wisconsin, Linda se inscribió en un programa de tratamiento.

Unos meses más tarde, la familia de Linda invitó a Gabby a una reunión familiar para darle las gracias por haber reunido de nuevo a su familia, y Mensajes Milagrosos grabó un emotivo vídeo que se publicó en YouTube.

Durante la reunión, Gabby tuvo la oportunidad de preguntarle a Linda qué era lo que más echaba de menos durante su ausencia.

Respondió: "Estar junto a mis hermanas y mi madre. Estoy muy agradecida. No hay palabras para describirlo. No sabía cómo iban a responder. Gracias, Gabby y Mensajes Milagrosos".

"Siempre ha habido un eslabón perdido en esta familia y Linda nos ha vuelto a unir", dijo Angie, la hermana de Linda. "Siento que volvemos a estar completos".

Después de 28 años viviendo en la calle se reencuentra con su familia