viernes. 21.06.2024

Con fuerza y sin rendirse, así salvó esta joven mujer a un pequeño bebé elefante, cuya pata se había quedado atascada en el barro de una cuneta. El pequeño tenía sus patas hundidas en el barro y no era capaz de liberarse por si mismo, hasta que finalmente llegó su ángel de la guarda. Una mujer que al ver la situación del paquidermo, no dudó en ayudar.

Tras casi un minuto de empujones, tirones y fuerza de voluntad, entre el elefante y la mujer, consiguieron solucionar la situación, quedando liberado de una prisión de fango que podría haberle costado gran parte de su salud o incluso la vida. 

Mujer ayuda a un bebé elefante cuya pata se atascó en el barro