sábado. 01.10.2022

Meadow es una Golden Retriever de un año. Ella estaba llegando a su nuevo hogar cuando, en un descuido, salió corriendo y escapó hacia los bosques que rodean al pueblo de Andes en Nueva York, según la publicación de sr.perro.com

Llevaban 10 días buscándola sin éxito cuando Brian James, un hombre que nada tenía que ver, ni con la perra ni con su familia, se topó con el aviso que su familia había publicado en internet y decidió que él podía echar una mano.

Si se cumplía el pronóstico del tiempo sería prácticamente imposible encontrar a la Golden. 

Documentó su búsqueda desde el aire. A punto estuvo de desistir pero de pronto se topó con ella -sí, ese punto blanco que podéis ver en la foto es justamente la perra- y también su búsqueda a pie: fue el propio Brian quien, tras localizar a Meadow con su dron, fue a por ella directamente.

"Después de veinte minutos de tratar de persuadirla usando diferentes tonos de voz, incluso tirándome al suelo y hasta quitándome algo de ropa para parecer menos intimidante, pude acercarme lo suficiente para cogerla. 

En ese momento supe que ella volvía a casa. Estaba muy nerviosa y no podía arriesgarme a que se escapara, así que la cogí en brazos, esa preciosa bola de pelo de 36 kilos, y así fuimos, dando 50 pasos y luego tumbándonos juntos para descansar, hasta que salimos."  

 

Comentarios