jueves. 29.02.2024

Después de 10 meses Freshta Siddiqui, una refugiada afgana en la Colombia Británica, se reencuentra con su perro Lucky.

Envió a Lucky y su gato Leo a bordo de un vuelo de SPCA International de Kabul a Vancouver en febrero de 2022. Esta compañía de vuelos  transportaba a casa mascotas de personas que huyeron después de que el Emirato Islámico tomara el control de Afganistán, y dijo que la historia de Siddiqui “realmente nos tocó el corazón”.

“Lucky significa familia para mí”, dijo Siddiqui a la CBC News. “Lucky significa una parte de mi corazón que se había ido y ahora lo tengo”. Cuando perro y dueña se reencontraron, ella corrió hacia él diciendo "Salem, salem": en árabe, paz y hola juntos. Cuenta que Lucky es un perro muy especial ya que le adoptó siendo un perro callejero y maltratado. Define a su perro como que “Lucky es un perro muy, muy divertido y tonto. No tiene idea de lo grande que es, piensa que es un perrito faldero”, dijo Kalef. “Le encanta jugar, le encantan los juguetes y le encanta abrir puertas”.