martes. 23.04.2024

 

Un estudio del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), el Institut Català d'Oncologia, la Universidad de Granada y el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada ha revelado una asociación entre las mezclas de contaminantes ambientales, conocidos como disruptores endocrinos y presentes en productos químicos industriales, y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio.

El estudio, publicado en 'Environmental Health Pespectives', aborda la relación entre el cáncer de endometrio y la exposición a mezclas de contaminantes ambientales que pueden interferir con las funciones de las hormonas.

El cáncer de endometrio es un tipo de tumor que se desarrolla en la cara interna del útero y supone más de 5.00 nuevos casos anuales en España, con un gran impacto en la salud de las mujeres, se presenta cada vez con mayor frecuencia, en parte, por el envejecimiento de la población, y es un tipo de cáncer dependiente de hormonas, por lo que los estrógenos pueden intervenir sobre su desarrollo y evolución.

El estudio aborda estas mezclas de contaminantes ambientales, unos compuestos conocidos como disruptores endocrinos, actúan como xenoestrógenos y se encuentran en muchos productos químicos industriales, incluyendo pesticidas y herbicidas, aparte de cosméticos y otros artículos de consumo cotidiano.

ESTUDIO DE MÁS DE 300 MUJERES

Mediante técnicas avanzadas en análisis químico y ensayos biológicos, los investigadores han evaluado la carga hormonal total en la sangre de más de 300 mujeres, con y sin cáncer de endometrio.

Según la catedrática de la Universidad de Granada e investigadora del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada y del Ciberesp Marieta Ferández, "el uso de estos ensayos biológicos ayuda a entender el impacto negativo de las mezclas químicas".

Los resultados revelan una asociación entre la exposición a los disruptores endocrinos y un mayor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer, y la investigadora del Idibell y el ICO Laura Costas ha añadido: "Es interesante que encontramos el efecto con dosis medias de xenoestrógenos, pero no con altas, de forma similar a lo observado con las hormonas endógenas".

Ha explicado que esta relación "seguramente está vinculada con la propia naturaleza del tumor", al ser un cáncer dependiente de hormona, y ha dicho que ahora quieren estudiar si la presencia de xenoestrógenos implicaría una peor evolución de la patología en aquellas mujeres que ya tienen la enfermedad.

Los investigadores señalan que el estudio aporta luz sobre el impacto negativo de los disruptores endocrinos en la salud humana y recalca la necesidad de considerar el efecto combinado de mezclas químicas en el momento de la evaluación del riesgo ambiental.

Asocian contaminantes ambientales con mayor riesgo de cáncer de endometrio