viernes. 12.07.2024

La Consejería de Universidad, Investigación e Innovación ha concedido a cinco entidades e institutos públicos de investigación andaluces ayudas por valor de 1,44 millones para financiar ocho proyectos en materia de biotecnología de la salud, que ya se han iniciado tras la resolución de estas subvenciones. Los incentivos se encuadran en el Plan Complementario de Investigación en Biotecnología aplicada a la salud que impulsa Andalucía junto a las comunidades de Aragón, Cataluña, País Vasco, Extremadura, Castilla La Mancha y Galicia, en colaboración con el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y con el apoyo de los fondos europeos de recuperación. Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, durante la presentación de este instrumento de investigación, que tiene como objetivo el desarrollo de herramientas de diagnóstico y de terapias avanzadas en medicina personalizada.

Gómez Villamandos ha subrayado que "este programa permitirá avanzar en un área prioritaria para el Gobierno autonómico como es la salud, un asunto muy sensible y relevante para la sociedad", para añadir que los diferentes proyectos que se han subvencionado "ahondarán en la aplicación de tecnologías biomédicas y bioinformáticas que contribuyan a la implantación efectiva de la medicina de precisión".

Este tipo de medicina supone un cambio de paradigma y una práctica innovadora en la asistencia sanitaria, ya que tiene en cuenta el perfil genético específico de un paciente como base para el desarrollo de tratamientos, terapias y fármacos individualizados más eficaces y seguros ante patologías como el cáncer o enfermedades asociadas al proceso de envejecimiento, de tipo minoritario o infecciosas, tal y como ha aclarado el consejero. Dicho planteamiento contrasta con el tradicional, que se asienta en un único criterio para todos los pacientes y estrategias de tratamiento y prevención sin tomar en consideración las diferencias entre individuos.

Los incentivos se han asignado al Instituto de Parasitología y Biomedicina López Neyra, al Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD), a la Fundación Progreso y Salud, al Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS) y al Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER).

El Instituto de Parasitología y Biomedicina López Neyra (Granada), dependiente del CSIC, es el centro que ha recibido un importe mayor, 550.124 euros, a través de tres ayudas que posibilitarán implementar tecnologías de resolución celular con aplicación biosanitaria y desarrollar métodos coordinados de análisis bioinformáticos estandarizados. También se destinarán fondos a impulsar una plataforma de transcriptómica espacial relacionada con el estudio de las células. Este instituto se encargará de la labor de coordinación de los proyectos y actuaciones de todos los centros incentivados con este plan complementario.

Por su parte, el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, centro mixto cofinanciado por la Junta de Andalucía, el CSIC y la Universidad Pablo de Olavide, ha captado 478.524 euros para poner en marcha dos líneas de investigación. La primera de ellas está relacionada con la generación y consolidación de herramientas biotecnológicas y de edición genómica para el desarrollo y uso de biomodelos y la segunda, con tecnologías de transcriptómica a nivel de célula única a partir de muestras clínicas.

La Fundación Progreso y Salud, dependiente de la Consejería de Salud y Consumo, contará con 249.360 euros para la implantación de tecnologías dirigidas al descubrimiento y análisis de datos clínicos y ómicos.

El Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa, instituto mixto de investigación de la Junta, el CSIC, la Universidad de Sevilla, la Universidad Pablo de Olavide y la Fundación Progreso y Salud, dispondrá de un incentivo de 82.406 euros para financiar tecnologías de accesibilidad de la cromatina (la forma en la que se presenta el ADN en el núcleo celular) en estrategias de medicina personalizada.

Por último, al Instituto de Biomedicina de Sevilla, en el que participan la Junta, el CSIC y la Universidad de Sevilla, también se le ha asignado una cuantía de 82.406 euros para financiar tecnologías de accesibilidad proteómica a nivel de célula única en estrategias de medicina personalizada.

Esta línea de subvenciones está cofinanciada por la Junta de Andalucía, con 433.697 euros, y por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que asume la cuantía restante de 1.009.125 euros, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que se nutre del Fondo de Recuperación 'Next Generation', aprobado por la UE para hacer frente a la crisis generada por el coronavirus.

Los equipos de investigación tendrán hasta septiembre de 2025 para llevar a cabo sus actividades. No obstante, el titular de Universidad ha aclarado que se ha solicitado al Ministerio de Ciencia una ampliación de seis meses adicionales "para que los proyectos puedan culminarse adecuadamente y se alcancen los objetivos inicialmente previstos", ha apuntado para añadir que "esos nuevos plazos estarían dentro del margen que permite el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia".

El Plan Complementario de Biotecnología aplicada a la salud dispone para su puesta en marcha en las siete regiones de una asignación de 37,3 millones de euros, 17,9 procedentes de las comunidades participantes y otros 19,4 de fondos europeos.

Casi 25 millones en ayudas en cuatro Planes Complementarios

Gómez Villamandos ha recordado que Andalucía, además de en el Plan Complementario de Biotecnología aplicada a la salud, también está presente en otros tres centrados en biodiversidad, astrofísica y física de altas energías y ciencias marinas. Para el desarrollo de estos cuatro programas, la Consejería de Universidad ha resuelto ayudas por valor de casi 25 millones de euros, que dan cobertura a 110 proyectos de investigación. "Se trata de iniciativas de I+D que tienen sello andaluz, que se van a llevar a cabo en nuestras universidades y centros e institutos de investigación y que van a contribuir a consolidar a nuestra tierra como polo investigador de primer nivel", ha señalado el consejero. Asimismo, ha indicado que, en todos estos proyectos, existe "una vocación de transferencia y difusión de los resultados de la investigación al tejido económico y social de Andalucía, fomentando la participación de las empresas".

Al margen de los planes complementarios, se ha referido a otras actuaciones apoyadas por su departamento en el ámbito de la I+D, aclarando que el sistema público universitario ha recibido de la Junta 31 millones de euros para sus planes propios de investigación. Según ha explicado, estos incentivos se destinarán a promover la carrera investigadora, la actividad de los grupos de investigación, la estancia de científicos de otros países o la organización de congresos.

De igual modo, José Carlos Gómez Villamandos ha puesto el foco en la apuesta que desde el ámbito de la formación se está realizando para promover la excelencia en la cualificación académica de los futuros profesionales de la salud. En ese sentido, ha indicado que, en la nueva programación universitaria que se ha aprobado recientemente y que se implantará a partir del curso 2025/2026, se incluyen 37 nuevas titulaciones entre grados, másteres y doctorados en la rama de ciencias de la salud. De ellas, 19 son interuniversitarias y una es dual. A estas enseñanzas se suman otros títulos en el campo, por ejemplo, de la ingeniería, que tendrán aplicación directa en la salud.

Conceden 1,44 millones a 5 centros investigadores de terapias de medicina personalizada