miércoles. 17.04.2024

El Institut d'Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV) y el Hospital Universitario Institut Pere Mata, que forman parte de la red CERCA de centros de investigación de Catalunya, han identificado una alteración epigenética vinculada con la aparición del trastorno bipolar al experimentar condiciones adversas en la infancia o la adolescencia, han informado este miércoles en un comunicado.

Es el resultado del estudio Bipogent, publicado en la revista 'Molecular Psychiatry', que señala que la alteración del gen del receptor de dominio discoidina 1 (DDR1), relacionada con esta enfermedad mental, se produce cuando el niño o adolescente sufre abusos físicos, maltrato emocional o negligencia en los cuidados básicos.

La investigadora Elisabet Vilella ha destacado la participación en el estudio de 141 personas sin enfermedad mental y 128 diagnosticadas con trastorno bipolar de centros de salud de toda Catalunya: "sin la buena predisposición y la generosidad de estos participantes, el estudio no hubiera sido posible".

La investigación está basada en el seguimiento de los participantes con evaluaciones clínicas y psicológicas y con análisis de muestras de sangre, y favorece a que en un futuro puede determinarse la gravedad de la alteración del gen DDR1 en pacientes con trastorno bipolar.

FACTORES GENÉTICOS Y TRASTORNO BIPOLAR

EL DDR1 es un gen que ejerce su función en los oligodendrocitos, las células encargadas de recubrir las neuronas con mielina, que ayuda a que la información se transmita de forma más rápida y eficaz, de modo que la alteración de este gen afecta a las capacidades cognitivas y la función psicosocial de la persona con trastorno bipolar.

Un 2% de la población padece trastorno bipolar y estudios previos han demostrado que, en el 60% y el 85% de estos casos, la aparición de esta enfermedad mental se debe a factores genéticos, hecho que le convierte en una enfermedad con un alto riesgo de ser heredada.

Estudio detecta una alteración epigenética derivada de traumas en la niñez