lunes 16/5/22

Una joven de 26 años de Málaga ingresó en el hospital tras percibir los primeros síntomas de covid, allí le hicieron una prueba de diagnóstico cuyo resultado fue positivo. La joven estaba embarazada de 30 semanas cuando ingresó en el hospital. 

Los médicos designaron que el bebé estaba en peligro por lo que lo más conveniente era llevarle a cabo una cesárea programada. De esta forma, dio a luz a su bebé que pesó 1 kilo y medio y se encuentra en perfectas condiciones de salud a día de hoy. 

Tras la operación, la situación de la joven que no estaba vacunada contra el covid empeoró y la infección derivó en una neumonía. Finalmente, el cuadro médico desencadenó en un fallo multiorgánico que acabó con la vida de la joven malagueña.