viernes 3/12/21

Adolfo García-Sastre, profesor del Departamento de Microbiología y Director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes del Hospital Mount Sinai de Nueva York (Estados Unidos), ha advertido de que vendrán nuevas pandemias tras la COVID-19, por lo que es necesario que los sistemas sanitarios estén preparados.

"Por desgracia va a venir una nueva pandemia, esperemos que no dentro de poco, pero no lo podemos predecir. Hay que estar preparados porque, si no, tenemos las consecuencias que hemos tenido en el principio de esta pandemia", ha explicado durante su intervención en la inauguración del World Pandemics Forum, que se celebra este viernes y sábado en IFEMA MADRID para debatir sobre la preparación ante futuras pandemias con la participación de la comunidad científica, representantes de salud pública, de la epidemiología, la investigación, la vacunología, y de altos cargos de la industria empresarial y farmacéutica.

En cualquier caso, el experto ha destacado las grandes lecciones extraídas durante la pandemia, con "cosas que han funcionado gracias a la cooperación de todos los sectores sociales". "Esto podría haber sido mucho peor, podríamos haber tenido muchas más muertes y más impacto económico", ha admitido.

Asimismo, García-Sastre se ha mostrado "muy orgulloso" de que España haya conseguido cuotas del 90 por ciento de vacunación, "algo que no ha ocurrido en países como Alemania o Estados Unidos". "Eso es un orgullo y va a contribuir mucho a disminuir el número de contagios en los próximos meses", ha vaticinado.

"NO ESTAMOS BIEN EQUIPADOS PARA PREVENIR LA PRÓXIMA PANDEMIA"

La doctora Isabel Oliver, ex directora del National Infection Service de Reino Unido, ha asegurado que el mundo "no está bien equipado para prevenir la próxima pandemia", señalando algunos de los problemas que se han puesto de manifiesto durante la crisis sanitaria y social de la COVID-19.

A su juicio, existía una "capacidad de diagnóstico inadecuada", así como "datos incompletos para informar sobre la acción de salud pública, incluyendo aspectos de comportamiento, desigualdades sanitarias e impactos más amplios como la salud mental".

También había un "insuficiente rastreo de contactos" o un sistema de datos sanitarios "fragmentados". En cualquier caso, ha defendido que la pandemia ha puesto en valor "la importancia de la tecnología y la distribución digital de los sistemas de vigilancia global, el intercambio de datos y la transparencia", junto con la necesidad de "contar con sistemas de salud pública adecuadamente financiados".

"La pandemia ha acelerado la aplicación de tecnologías para apoyar el intercambio de contactos y la supervivencia. Ha demostrado lo rápido que puede avanzar el desarrollo de vacunas cuando hay un esfuerzo concertado y recursos suficientes", ha resumido.

LOS RETOS DE LA OMS ANTE LAS PANDEMIAS

A través de una conferencia en vídeo, la directora del Departamento de Enfermedades Epidémicas y Pandémicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Sylvie Briand, ha esgrimido que en el siglo XXI ya se han producido dos pandemias, la de gripe A (H1N1) y la de la COVID-19, ambas de origen zoonótico (procedentes de los animales).

En este sentido, ha recordado que hasta el 75 por ciento de los virus emergentes proceden del mundo animal, por lo que ha insistido en la importancia del concepto 'One Health', que promulga que la salud humana, ambiental y animal están interconectadas. "Ahora tenemos una oportunidad sin precedentes para hacer realidad este concepto", ha sostenido.

Briand ha explicado que la OMS está "continuamente monitorizando" las amenazas emergentes, con más de 3.000 advertencias mensuales, 300 analizadas y 30 verificadas e investigadas. "Los brotes podrán no ser evitables pero las pandemias sí si las detectamos y controlamos a tiempo", ha reivindicado.

Además de la importancia de desarrollar el 'One Health', la representante de la OMS también ha aportado otras lecciones de la pandemia de coronavirus. "Tenemos que tener buenos sistemas sanitarios para mitigar el impacto de las epidemias y pandemias. Aunque no haya un tratamiento disponible, un buen sistema sanitario puede reducir mucho el impacto en el número de muertes. Además, en pandemias nadie está a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo, por eso pedimos más equidad en la distribución de vacunas contra la COVID-19", ha finalizado.

LA RESPUESTA EUROPEA A LA PANDEMIA

La ex ministra de Sanidad y eurodiputada en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, ha reconocido que la pandemia ha enseñado a las autoridades que "había debilidades" en los sistemas, "como por ejemplo la vulnerabilidad en la cadena de suministros".

En este sentido, ha detallado que en septiembre el Parlamento Europeo aprobó el marco de prevención y control de enfermedades y respuesta a las amenazas transfronterizas que, entre otras cuestiones, "refuerza los sistemas de vigilancia, las amenazas de riesgo y mejores facultades para obligar a una respuesta coordinada a escala de la UE".

Como punto principal, se han ampliado las capacidades del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), con el objetivo de que los Estados miembros desarrollen planes nacionales de preparación y respuesta, y que proporcionen datos oportunos, comparables y de alta calidad.

También se recoge que el mandato del ECDC se amplíe para abarcar no solo las enfermedades transmisibles, sino también otras afecciones graves, como las cardiovasculares y respiratorias, el cáncer, la diabetes o las enfermedades mentales. "Teníamos que sacar más rendimiento al ECDC reforzándolo", ha justificado Montserrat.

"La crisis nos ha puesto a todos los sectores bajo una tremenda presión, pero supone una oportunidad sin precedentes para reforzar la organización y la gestión sanitaria europea y transfronteriza", ha resumido la ex ministra de Sanidad.

WORLD PANDEMICS FORUM

Por otra parte, la secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Margarita Alfonsel, ha sostenido que durante la pandemia se han aprendido "muchas e importantes lecciones", como la necesidad de "construir un sistema sociosanitario basado en las personas, digitalizado e integrado, que garantice una atención de calidad y con respuesta ante las crisis sanitarias".

En este contexto, ha parafraseado a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, haciendo suya la afirmación de que "solo una respuesta multilateral puede poner fin a esta pandemia y construir una Unión Europea de la Salud". "Para ello es preciso impulsar decididamente fórmulas de colaboración público-privada entre la administración y la industria. Son fórmulas exitosas que esta pandemia nos ha demostrado", ha remachado.

World Pandemics Forum ofrecerá un programa de conferencias y mesas redondas con la participación de expertos de diferentes ámbitos, entre los que se encuentran algunos representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Médicos del Mundo o Médicos Sin Fronteras, para debatir cómo dar respuesta a futuras crisis de salud pública.

El congreso se articula en torno a cuatro ejes temáticos: el papel de la inversión y desarrollo en vacunas; los aspectos sociales, económicos y salud mental de las pandemias; la prevención frente a futuras pandemias, y el desarrollo del concepto 'One Health' en torno a personas, animales y medio ambiente.

El director general de IFEMA MADRID, Eduardo López-Puertas, ha resaltado que se trata del "primer congreso mundial centrado en pandemias". "Va a representar una oportunidad única para intercambiar información útil sobre la detección precoz de riesgos infecciosos y su avance global", ha agregado al respecto.