domingo 23/1/22

Mario Dragui, el primer ministro de Italia, ha anunciado que la vacuna contra el COVID-19 pasa a ser obligatoria para todas las personas mayores de 50 años, con el fin de "preservar el buen funcionamiento de las estructuras hospitalarias y, al mismo tiempo, mantener abiertas las escuelas y las actividades económicas", según declaraba el propio ministro. 

Esta nueva medida se aplicará a partir del 15 de febrero y se extenderá hasta el 15 de junio. Se ha establecido la norma para los mayores de 50 años porque suponen el grupo de mayor riesgo en la población, junto aquellos que sufren otras patologías.

La medida se suma a otras que el país ya estableció como la limitación de entrada a lugares de ocio (hostelería, cines, teatros, etc.) únicamente a aquellos que tienen la pauta completa de la vacuna o que han superado el covid.  Con estas restricciones se pretende frenar la explosión de contagios de coronavirus que la variante ómicron está provocando en el país. 

En el país ya era obligatorio la vacunación para profesiones como los sanitarios os profesores de Infantil, Primaria y Secundaria o las fuerzas del orden. A partir de ahora, también estarán obligados los profesores de las Universidades.