miércoles. 29.05.2024

La máquina de lectura de ADN más avanzada, un secuenciador capaz de leer decenas de miles de genomas al año, está ya a disposición de la investigación del cáncer en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que ayudará a mejorar la prevención y el diagnóstico personalizado del cáncer.

Se trata de la herramienta más sofisticada que existe hoy en día para analizar el material genético, la capacidad clave para el despegue de la medicina personalizada.

Consiste en un equipo secuenciador NovaSeq-X Plus, de la compañía estadounidense Illumina, capaz de secuenciar más de 20.000 genomas al año. Con él los grupos del CNIO acelerarán la búsqueda de genes de predisposición al cáncer, y de marcadores que permitan detectarlo precozmente y determinar la mejor terapia en cada caso. También investigarán la evolución genética de un tumor célula a célula, algo importante para combatir las resistencias a los tratamientos.

"La estrategia científica del CNIO se encamina hacia el análisis de grandes cantidades de datos genómicos y la Inteligencia Artificial, con la incorporación de grupos que trabajan en estas áreas y con máquinas como esta, capaces de secuenciar decenas de miles de genomas al año a un coste impensable hace muy poco", afirma la directora científica del CNIO, Maria A. Blasco. "Desde el CNIO contribuiremos de forma importante a una medicina mucho más personalizada", añade.

Como explica el director del Programa de Biotecnología del CNIO, Fernando Peláez, "lo que hace singular este equipo es que permite leer más genomas en menos tiempo, y sale sustancialmente más barato porque cuantas más lecturas, más se diluye el coste. Es realmente impresionante".

La 'máquina de leer genes' mejorará el diagnóstico y tratamiento del cáncer