domingo. 19.05.2024

Los españoles no celíacos han cambiado sus hábitos alimenticios al ser más conocida esta enfermedad, pues más del 40 por ciento afirma que ha reducido algo el consumo de gluten, según un estudio de Appinio, realizado sobre una muestra de 1.000 personas con una edad media de 42,6 años.

Además, más del 75 por ciento de los españoles piensa que cada día hay más personas dejando el gluten de manera innecesaria y que los celíacos deberían contar con más ayudas para comprar este tipo de productos (90%).

En concreto, el estudio buscaba analizar la frecuencia y el grado de satisfacción de los productos considerados funcionales. Este tipo de productos son los que, además de alimentar, ofrecen beneficios específicos para la salud o el bienestar. Estos productos pueden estar enriquecidos (leche con omega 3), reducidos (bajo en sal, bajo en grasas) o eliminan algún componente (sin gluten, sin lactosa).

Para el 51 por ciento de los españoles, la salud es un factor muy importante a la hora de comprar alimentos y bebidas, así que no es de extrañar que el 42 por ciento observe con bastante frecuencia los valores nutricionales de un determinado producto, frente al 31 por ciento que siempre se fija. De hecho, para el 79 por ciento de los encuestados, la información de un producto resulta importante.

Los expertos y los nutricionistas son la principal fuente de información a la hora de decantarse por un producto (40%), seguido de las opiniones de familiares y amigos (21%) y los medios de comunicación (14%).

Durante los últimos seis meses, más de la mitad de los españoles ha intentado cambiar su alimentación para tener una dieta más sana y equilibrada (77%), sobre todo reduciendo el consumo de azúcar (63%), aumentando el consumo de frutas y verduras frescas (60%) y reduciendo el consumo de alimentos procesados y ultraprocesados (56%).

Aunque el 69 por ciento de los encuestados estaría dispuesto a pagar más dinero por productos que ofrezcan beneficios para la salud, sin duda, el principal obstáculo para mantener una dieta saludable es el coste elevado que tienen este tipo de productos (49%).

Otros inconvenientes son la dificultad para resistir la tentación de alimentos poco saludables (38%), el estrés y un hábito de vida ocupado (34%) y la falta de tiempo para preparar comidas saludables (32%).

LECHE SIN LACTOSA Y YOGURES PROBIÓTICOS, LOS MÁS CONSUMIDOS

En general, el 53 por ciento de los consumidores consideran que las vitaminas y los minerales, seguido de las proteínas --casi 50 por ciento y la fibra 46 por ciento-- son los nutrientes o componentes específicos que les parecen más importantes en los alimentos y bebidas que consumen.

De todos los productos considerados funcionales que ofrece el mercado, casi la mitad de la población ha probado la leche sin lactosa, el 37 por ciento yogures probióticos y el 35 por ciento bebida vegetal sin azúcar. Las razones por las que los consumidores compran alimentos y bebidas funcionales son porque mejoran la salud y el bienestar general (48%), mejoran la salud digestiva (47%) y porque son alimentos más sanos que los normales (37%).

Por otro lado, los factores más satisfactorios que consideran los usuarios al consumir estos alimentos son la calidad de los ingredientes y la calidad en general para el 93 por ciento de la población, seguido de la la información nutricional y de salud en el etiquetado (92%). Sin embargo, la parte negativa y el factor menos satisfactorio es el precio, ya que el 83 por ciento cree que son más caros.

El 41 por ciento de los consumidores incluye este tipo de productos casi todas las veces que hacen la compra, seguido del 25 por ciento que siempre que van a comprar los adquieren. Sin embargo, el 31 por ciento de los consumidores lo incluye en su cesta de la compra alguna vez.

Los alimentos que se incluyen con más frecuencia en la cesta de la compra de los españoles son la leche sin lactosa (39%), seguidos de yogures probióticos (33%) y galletas sin azúcar (26%). Las marcas más reconocidas para este tipo de productos son Hacendado, Danone y Puleva. Además, el 57 por ciento afirma que compra la marca blanca de este tipo de productos.

MEJORAR LA DIGESTIÓN Y CONTROLAR EL PESO, OBJETIVOS PRINCIPALES 

En cuanto a los beneficios que presentan los productos funcionales, el 83 por ciento cree que son más caros frente a los otros y casi el 54 por ciento de ellos piensa que es más bien fácil o muy fácil (para casi el 29%) encontrar este tipo de productos.

Los productos más demandados de este tipo por los españoles son los productos para mejorar la digestión (48%), seguido de snacks saludables para el control de peso (45%) y productos enriquecidos con vitaminas y minerales (44%).

Para el 82 por ciento de la población, los productos funcionales son indispensables para una dieta sana y equilibrada, aunque un 49 por ciento considera que no son naturales.

Más del 40% de los españoles afirma que ha reducido el consumo de gluten