domingo. 16.06.2024

Este niño, además de padecer singnatia: una enfermedad muy rara de la cual solo existen 40 casos en el mundo, también tiene una fisura del paladar completa y un labio leporino bilateral. Esta enfermedad se trata de la fusión maxilo-mandibular desde nacimiento, es decir, el niño no podía abrir la boca. 

En la mayoría de casos, todas las personas que padecían esta enfermedad morían a los meses por inanición, pero en su caso, a través de una mínima fisura en la parte posterior, se iba metiendo los alimentos triturados. 

El caso de Houdaifa es un caso muy raro ya que, además de esta, presentaba numerosas malformaciones como carencia de testículos, ausencia del dedo pulgar, fusión de dos dedos de la mano y alteración en la articulación de la rodilla y tobillos.

El caso llegó a manos del Dr. Ignacio Solís, cirujano maxilofacial del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre a través de Vithas Internacional, tras el rechazo de varios hospitales por el riesgo que suponía intubarle. 

La operación duró seis horas y tuvo que ser anestesiado a través de la nariz.. En la misma, el propio cirujano explicó que se pudo abordar todos los problemas en una sola operación, lo que facilitó bastante las cosas.  

Un niño sobrevive a una enfermedad muy poco conocida gracias a una operación