miércoles. 28.02.2024

Los dolores de rodilla pueden estar causados por múltiples afecciones y hay pacientes con deformidades articulares específicas que tienen síntomas mientras que otros no los tienen y, en este aspecto, el menisco, una pieza de cartílago que amortigua la articulación de la rodilla entre el fémur y la tibia, puede ser una de las causas principales dependiendo de su tamaño y grosor, según apunta un estudio de la Universidad de Osaka (Japón) publicado en 'Wiley Online Library'.

Algunas personas nacen con una variación morfológica congénita en su menisco, llamada menisco lateral discoide (DLM), donde el menisco está engrosado en el lado lateral o externo de la rodilla. Las malformaciones DLM hacen que el menisco lateral forme un círculo en lugar de una media luna, lo que engrosa el cartílago y lo hace más propenso a desgarrarse y algunos pacientes desarrollan síntomas como dolor de rodilla y bloqueo, lo que lleva a la cirugía.

Para comprender mejor qué factores separan los casos de DLM sintomáticos de los casos asintomáticos, un equipo multiinstitucional de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Metropolitana de Osaka (Japón) analizó 61 rodillas con cirugía de menisco lateral discoide sin dislocación (sintomática grupo) y 35 sin síntomas pero con menisco lateral discoide detectado en resonancia magnética (grupo asintomático).

El porcentaje de menisco se calculó en las secciones coronal y sagital, respectivamente. Los investigadores también midieron la altura de la parte más delgada y más gruesa del menisco.

Los resultados revelaron que el porcentaje del menisco que cubría la tibia en los planos coronal y sagital era mayor en el grupo sintomático que en el grupo asintomático. Además, los resultados mostraron que la altura del menisco fue mayor en el grupo sintomático que en el grupo asintomático.

En general, las imágenes preoperatorias son útiles para determinar la cantidad de resección o extirpación de tejido necesaria para los pacientes con DLM sintomática. "Se espera que tomar decisiones y planes quirúrgicos basados en estas características ayude en el tratamiento médico. En el futuro investigaremos en tres dimensiones los cambios morfológicos del menisco antes y después de la cirugía", dijo el doctor Kazuya Nishino.

Si bien la diferencia en las morfologías de los DLM sintomáticos frente a los asintomáticos fue el hallazgo más importante del estudio, las resonancias magnéticas de los pacientes sintomáticos también mostraron desgarros de menisco u otras evidencias de inestabilidad. Los investigadores sugieren que estas características morfológicas podrían ser responsables de los síntomas de DLM en pacientes sintomáticos.