martes 28/9/21

El gesto altruista de Carla Lorenzo, una joven gallega que ofrece agua potable a los peregrinos del Camino de Santiago

 Bidón con agua potable
Bidón con agua potable

La hospitalidad y solidaridad de los vecinos de las localidades por las que pasa el Camino de Santiago es bien conocida por los peregrinos. Los locales ofrecen todo tipo de servicios y productos gratis a los caminantes para paliar la dureza del trayecto. Ponen a su disposición cosas tan básicas como agua, piezas de fruta o tiritas hasta sesiones de fisioterapia. La gran mayoría no piden nada a cambio, únicamente la voluntad.

Pues bien, una de las últimas personas en sumarse a esta corriente altruista del Camino se llama Carla Lorenzo. Se trata de una joven que ha querido mostrar en las redes sociales su experiencia ayudando a quienes pasan diariamente por delante de su casa cubriendo el Camino Inglés, el que une Ferrol y A Coruña. Empezó hace 15 días colocando un bidón de agua fresca frente a la puerta de su casa y en este breve periodo de tiempo ha cautivado a miles de personas.

“Pues resulta que delante de donde vivimos pasa el Camino Inglés y hace unos días decidimos poner un bidón para los peregrinos que pasan. Pues esta mañana nos hemos encontrado con esto escrito, gracias. Y un rato después, hemos visto pasar a unos chicos, nos hemos acercado y hemos encontrado esto otro (una moneda de 50 céntimos). Sois geniales. Gracias”. Así de emocionada explicaba Carla las primeras respuestas de los peregrinos a su ayuda desinteresada.

Pero la cosa no ha quedado aquí, sino que la chica ha ido introduciendo mejoras y ampliando los servicios de su tenderete gracias a las pequeñas donaciones que se ha ido encontrando sobre el bidón y a las recomendaciones de los visitantes. Así, ha metido bloques de hielo en el recipiente para mantener el agua fresca, ha comprado un cuenco para que puedan beber los perros y ha añadido piezas de fruta de un huerto familiar. Todo por hacer un trayecto más llevadero.

Su última incorporación ha sido un pequeño botiquín con productos sanitarios básicos como tiritas, muy demandadas por los peregrinos, así como gel hidroalcohólico y mascarillas quirúrgicas: “Por la tarde, hemos ido de compras. Vamos a poner un botiquín con tiritas y mascarillas. En los próximos días, tendré una sorpresa muy grande para vosotros”.

El gesto de Carla Lorenzo ha sido muy aplaudido en las redes sociales y así se puede ver en sus vídeos, en los que aparecen numerosas muestras de agradecimiento sobre el tablón del bidón de agua, bien en forma de escrito o de donación. Sus grabaciones llevan ya millones de reproducciones y su iniciativa está dando la vuelta al mundo.

Comentarios