domingo 23/1/22

Una familia en Maryland quiere agradecer a un extraño que le devolvió confianza en la humanidad, justo a tiempo de traerle un Feliz Año Nuevo.

Laura recuerda como un buen samaritano le llevó a casa la billetera que había perdido su hijo Jake jueves por la noche, en la nieve. Había nevado tanto que era complicado que buscar la cartera caída en la calle.

La billetera estaba inusualmente llena de "bastante dinero de Navidad, dinero para la universidad y, por supuesto, su identificación escolar, licencia, tarjeta de débito y crédito". Pero no pudieron encontrarla por ningún lado.

Una vez que Jake ya se había marchado a la universidad, un hombre llamó al timbre de la casa familiar. Se trataba de Juan, un anónimo que encontró la cartera en la nieve y se acercó a devolverla intacta a la dirección que aparecía en las tarjetas.