viernes 6/8/21

"El sueño de la muerte digna"

Todo el mundo dice conocer el significado de la palabra "eutanasia", es más, grandes grupos de población responden asertivamente a la consideración de una muerte digna si acuñamos este término. Mi cuestión, que no es otra que validar el conocimiento activo sobre las ilaciones que acompañan a esta regulación, quisiera plantearla a todos aquellos fieles creyentes en los resultados positivos de la eutanasia. 

Hace apenas unas semanas, abordé un denso estudio encuestado sobre él posicionamiento de la opinión pública en este ámbito tan abierto a debate. Una vez recogida la información demoscópica y estadística sobre el tema llegue a la conclusión de la gran falta que nos hace el saber. Queremos ser dignos de escucha y respeto en los temas que creemos conocer pero nunca se podrá establecer cómo verdad una opinión que está infundada. El relativismo abismal de la consideración verídica de una opinión puede llevarnos muchas horas de controversia, pero claro es que si no conoces un asunto no quieras trasladar tu opinión a un hecho. 

Con esto quiero decir, simplemente, que gran parte de la población no conoce el significado de la eutanasia, lo que trae consigo, ni los efectos que puede acarrear una regulación superficial. La ilicitud al crear una ley al estilo simplista es impensable en pleno siglo XXI, pero se hace. Todo se hace, hemos pasado de denominar a las personas que superan los 65 años útiles o no útiles, protestamos por el ejercicio de derechos fundamentales poniendo una vida en manos de otra sin un ordenamiento serio, y queremos educar a los médicos para que nos digan cuáles son esos niveles de validez.

Nuestro sistema establece un abanico de oportunidades y opciones muy grande, que ha de proliferar y acomodarse al crecimiento sustantivo de la población, cosa que no quita la responsabilidad de la potestad legislativa a la hora de otorgar ciertos derechos relacionados con asuntos arraigados y facultativos al desarrollo vital de una persona.

Sin estimar crítica dispositiva a la ley, me dirijo a los grupos de población para que pongan sus conocimientos en la cognitiva de esta disputa y consideren la importancia real que acarrea. La actuación compasiva es mala justiciera, sin embargo, la adquisición de valores y discernimientos en relación a un tema es un tiro fijo a la diana. 

 

 

Comentarios