martes. 31.01.2023

Complementa tu rutina facial con el rodillo de jade para conseguir una piel perfecta

Estos rodillos hechos de jade tienen propiedades increíbles para tener un rostro, escote y cuello con una piel radiante.

EgLGa_tUEAAPLKo
Rodillo de Jade | Tw: NotisaludOnline

Los rodillos de jade se han puesto de moda ahora pero ya se usaba en China desde el siglo VII. Las amantes de los cuidados de belleza no pueden prescindir en su rutina facial diaria de este elemento. Su principal propiedad es el drenaje de las toxinas de la piel, para eliminar la retención de líquidos.

EdNTyijXsAA4mCC

Lo recomendable es utilizarlo todos los días, a poder ser por la noche después de nuestra rutina de skincare diaria, para que así todos los productos que nos hayamos echado como sérum o cremas penetren mejor en la piel. Nos masajeamos bien la cara con el rodillo, y si tenemos dolor de cabeza podemos hacerlo también por la parte de la sien. 

La tensión que vamos acumulando día a día se refleja en nuestra cara. Por ello debemos usar el rodillo de jade todos los días para ver realmente sus beneficios. Entre ellos se encuentra la elasticidad que le devuelve a la piel, dejándola más tersa, mejora la circulación, relaja y estira la piel eliminando las arrugas y elimina las ojeras.

Importancia del sentido en el que movemos el rodillo

Para conseguir buenos resultados es importante conocer cómo se debe usar el rodillo en cada parte de nuestro rostro. Se recomiendo utilizar algún producto para que el rodillo deslice mejor y el masaje sea más satisfactorio.

En la zona de la frente, pómulos, contorno de ojos y cuello deberemos usar el rodillo de manera ascendente y con movimientos cortos, sobre todo en zonas donde tengamos muchas arrugas. En el mentón es conveniente utilizarlo desde la barbilla hacia los extremos.

D2HEX62WkAEZUMH

Por último, como consejo para obtener los mayores beneficios del uso del rodillo de jade, guárdalo en la nevera para que al utilizarlo sus resultados se vean multiplicados gracias al efecto frío sobre la piel.

Comentarios