miércoles. 21.02.2024

Salustiano García, autor del controvertido cartel de la Semana Santa de Sevilla 2024, ha salido al paso de las críticas, asegurando que su obra no busca ser revolucionaria ni provocativa. El pintor canario se defiende, destacando que si alguien percibe suciedad en su cuadro, es un reflejo de su propia "suciedad interna".

En una entrevista con EFE, García explica que su objetivo era anunciar la Semana Santa, centrándose en la Resurrección y optando por representar a un Cristo joven y bello. A pesar de la controversia generada, sostiene que su cuadro es respetuoso y amable, adaptándose al encargo del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla.

García, conocido por trabajar con personas reales en lugar de copiar imágenes, destaca su sorpresa ante la polémica, subrayando que su cuadro está basado en referentes familiares y no busca ofender a nadie. Considera que las críticas provienen de la ignorancia y la falta de conocimiento artístico.

Respecto al paño de pureza que luce la imagen, García explica que es una copia del Cristo de El Cachorro, un homenaje a la ciudad. Ante quienes critican su obra, el artista les envía un mensaje de respeto, subrayando su fidelidad a las tradiciones y la religión en la que ha crecido. Concluye diciendo: "Estamos en 2024. Si aún así alguien sigue viendo cosas extrañas, solamente me queda decir que le mando un besito".